DEPORTES

El Vilken Mañanes se lleva el partido de Jess merced a una buena primera parte

VILKEN MAÑANES 4.- Tomy, Oli, Javi Cala, Charlie y Chuso. Luego jugaron, Álex, Joselu, Ángel, Jorge, Samu y Ángel Jiménez.

PIZARRAS LOS TRES CUÑADOS 2.- Petolas, Dilín, Josiño, David y Corzo. Luego jugaron, Juanma, Adri, Cris y Maelo.

Árbitros.- Muñiz García y Castro Rodríguez. Amonestaron al local Charlie y a los visitantes Juanma, Cris y a David en dos ocasiones por lo que fue expulsado (37´).

Goles.- 1-0 Charlie (3´), 2-0 Charlie (11´), 3-0 Chuso (13´), 3-1 Cris (25´), 4-1 Charlie (37´), 4-2 Dilín (39´).

Dos focos de atención marcaron este partido entre los locales del Vilken y los visitantes de Pizarras Tres Cuñados. Por un lado el bello, el del deporte, el de la unión entre equipos y aficiones que va más allá de los puntos en juego y por otro el partido en sí, el de la competición, el del o tú o yo, el de la liga.

Bonita la primera mitad del acto, todo anterior al pitido inicial, donde el público puesto en pie recibió a ambos equipos y donde el recuerdo del 3 visitante todavía está patente en la grada benaventana tras aquel fatídico instante de la vida en la que un jugador, rival, pero jugador se quedó en el camino cuando iba a defender los colores de su equipo. Jess que aquel fin de semana estuvo en la grada benaventana, volvió a pisar desde allí arriba la cancha de la Rosaleda. La pancarta con la que la hinchada benaventana Esquina 10 nos cautivó a todos estaba ayer en esta cancha y se marchaba doblada en una bolsa con los gallegos a su destino. Una placa entregaba el capitán Chuso a los visitantes y estos devolvían el gesto con la entrega de un documento.

Luego el partido donde se apartaron los compañerismos, las amistades y los sentimientos para batirse en un duelo que comenzó de forma muy clara del lado local. Un Vilken desenfrenado que asfixiaba una y otra vez a los gallegos en la presión robando numerosos balones que ponían en aprietos al meta Petolas. El gol se adivinaba en cada acción con un Charlie especialmente metido en el partido y que dispuso de hasta tres ocasiones de gol antes del primero, pero que el meta gallego abortaba.

El primero de los goles llegaba en una acción en la que Charlie roba el balón casi en la línea divisoria de ambos campos para irse de cara a la portería visitante y de toque sutil bate al meta Petolas. El Vilken seguía arrollando al rival que no conseguía salir de la presión y que cuando lo hacía sus jugadores no estaban finos en el pase o el control devolviendo la pelota de inmediato a los fontaneros. Una mano de Tomy en estos compases fue el peligro real llevado por los gallegos.

Luego caía el segundo en una jugada del propio Charlie que en dos amagos de cintura, al defensor de turno, se acomoda para colocar el disparo junto a la base del poste derecho de Petolas. Y sin respiro, Chuso en una jugada de virguería y de mago en la que solventa picando la pelota tras un saque de banda del diez local, hacía el tercero.

Y casi aquí desapareció el equipo de Santi Calero, que con alguna acción aislada por parte del debutante Ángel Jiménez pudo conseguir algún tanto más antes del descanso.

El 3-0 aventuraba una segunda parte entretenida, pero los locales salieron a dejar pasar el tiempo sin la frescura, la intensidad y el agobio al que sometieron a los visitantes en la primera mitad por lo que estos aprovecharon la ocasión para adueñarse del partido, y aunque sin demasiada puntería el meta local ya empezaba a tener que trabajar a destajo. Eso quedó corroborado a los cinco minutos de la reanudación cuando un balón suelto en el área lo atrapa Cris que de flojo disparo y a la media vuelta ajusta al poste izquierdo de Tomy.

Lejos de despertar, los locales seguían dando opciones a un rival que poco a poco se iba animando y que esperaba a los seis últimos minutos para utilizar la baza de portero-jugador y viendo como los disparos de los benaventanos ante el meta gallego en esta segunda mitad no llegaban a su objetivo.

En una de esas acciones en las que los visitantes jugaban con portero-jugador, estos perdían la pelota a los pies de Charlie que se disponía a cruzar el centro del campo para buscar portería contraria cuando fue objeto de falta que supuso la segunda del gallego David y que dejaba a su equipo, al menos durante dos minutos, con uno menos.

No hizo falta esperar a tanto ya que Charlie conseguía, aprovechando la superioridad en pista, el cuarto tras un servicio de Chuso al área de Maelo. Era por entonces el 37 de partido y con él el partido quedaba casi resulto.

Los visitantes hacían el 4 a 2 a falta de pocos segundos para el final tras un error, suena mal pero así fue, de Tomy que a puerta vacía aprovecha Dilín.

Y el choque terminó como empezó, cuando el público puesto en pie despidió al Pizarras Tres Cuñados que se acercaron al rincón de la Peña Esquina 10 aplaudiendo y estos a la vez recibiendo el aplauso de un nuevo lleno de la Rosaleda.

Por cierto, agradecer el detalle de Esquina 10 por mostrar una gran pancarta con el meta Tomy de fondo y jugando con el titular que la semana pasada le dimos al partido Vilken Mañanes O Esteo “Santo Tomy de aquí no”.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.