DEPORTES

Sevilla, meta de la cuarta etapa, recibió con los brazos abiertos a los Discamino´s

Cuarta etapa la disputada ayer en la Vuelta a Andalucía con los Discamino`s, una vez más disfrutando y dándolo todo en una etapa que para ellos constaba de 60 kilómetros.

Por Discamino.- “Día de locos el de hoy con una cuarta etapa de más de 60 kms en la que la parte del león les tocó, por esta vez, a Antonio Luque, Gerardo y Paula. Iván y Ana salieron los primeros y cubrieron 25 kms aproximadamente dejando para sus compañeros los 30 restantes hasta la ciudad de Sevilla y otros 8 al menos del cruce de ésta hasta la meta. Llegada preciosa con la recta final llena de un público que había sido alertado por el comentarista de la organización de que estaba a punto de cruzar la línea el equipo DisCamino tras explicarles quienes eran esos que iban a llegar.

Como decía, hoy les tocó saborear qué es eso de recibir aplausos a Paula y a Gerardo. Ella lo hizo con una sonrisa radiante y él con el brazo derecho levantado al cielo saludando a aquellos que ni veía ni oía, pero que sentía muy cerca por lo que su imaginación hacía con lo que su piloto le iba explicando. Iván no quiso perderse esa emoción y nos siguió en su silla de ruedas empujado por Carmen, la madre de Antonio. Realmente fue precioso verles tan felices y fue reconfortante poder agradecer a Joaquín Cuevas, director de la Vuelta, y a Antonio Fernández, responsable máximo del deporte en la Junta de Andalucía, las atenciones que han tenido con DisCamino durante estos días de competición.

Foto.- Discamino.

Ha sido una jornada de sensaciones y de sentimientos. Empezamos a pedalear en Alcolea del Rio, provincia de Sevilla y terminamos en Sevilla capital, en la avenida de la Borbolla, junto al parque de María Luisa. La etapa se las prometía de mucho llanear y poco escalar, pero desde el principio empezamos con algún cuestón que me hizo ver que el cambio no se había terminado de arreglar bien. Tuvimos que parar para apretar y seguimos hasta la parada prevista para cambiar copilotos. Allí se nos acercó un señor -Rafael- emocionado al ver a Antonio y toda la parafernalia que llevábamos. Le recordaba a su hijo fallecido hace unos años pero que sigue muy vivo en su corazón. Después de despedirse con lágrimas en los ojos volvió para obsequiarnos con un cargamento de naranjas.
La segunda parte de esta cuarta etapa fue tremenda. Mucho llanear a muy buen ritmo para que no se alejasen los otros triciclos, siempre apoyado, por supuesto, de mis escuderos Fer y Chema.
Nos recibió Sevilla de sábado a mediodía, el río, Triana, la Torres del Oro, la Maestranza… y llegamos a los jardines de María Luisa. Allí tuvimos el único percance del día, la batería de la furgo blanca se despidió de este DisCamino y tuvimos que reponerla, con el inevitable retraso a la hora de enlazar con nuestro siguiente destino, Cártama, donde estamos alojados gracias al Ayuntamiento y al hotel Gce que nos acoge.

Foto.- Discamino.

Pero antes íbamos por la última prueba de fin de etapa, la entrada a Sevilla. 6 kms rodando por las avenidas junto al río… hasta la zona de meta. Fue cuando la furgo blanca pretendió renunciar, y mientras venía la asistencia en carretera nos tomamos el picnic, al tiempo que esperábamos a que el speaker nos diese paso, para entrar a la meta en loor de multitudes.
Había que vernos: los tres triciclos en línea más Iván en su silla empujado por Carmen…
Allí mismo, Joaquín Cuevas, el organizador de la Vuelta, gracias a quien estamos aquí, nos presentó al director general de deportes de la Junta. A ver si salen contactos interesantes para futuros proyectos, como nos comentó…
Por delante mismo de nosotros paso la cabeza de etapa, el pelotón a toda velocidad… Impresionante verlo desde tan cerca…

Foto.- Discamino.

Después de salir con el retraso mencionado de la furgoneta y de llegar muy tarde a Cártama, tuvimos otra visita: Luís, hermano de Anita, nos estaba esperando con su mujer y dos niños….viven en Estepona y se acercaron a darle un beso y a darnos de cenar, que por algo es jefe de cocina de un gran hotel en la costa.
La última visita fue de Toñi, la responsable de Cártama Adapta, gracias a quien estamos magníficamente recogidos. Vino con el alcalde y con el concejal de deportes.
Si mañana llueve, como está previsto, igual hacemos alguna actividad con los chavales de aqui, como suele ser costumbre”.

Finalmente hoy está lloviendo y de forma seria en tierras andaluzas por lo que Discamino ha decidido poner punto y final, muy a su pesar, a esta nueva gesta que para ellos finaliza en la cuarta etapa de las cinco que componen la Vuelta Ciclista a Andalucía. “Nos vamos para casa. Se suspendió la etapa por mucha lluvia y viento” comentaba Iván Bragado esta mañana.

 

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.