DEPORTES

Santi Calero conduce magistralmente al Vilken Mañanes a la victoria ante un gran UVa

escudo atletico benaventeVILKEN MAÑANES At. Benavente 5.- Tomy, Álex, Álvaro, Koeman y Jorge –cinco inicial-. Ángel, Héctor, Malaguti, Zorro, Chuso y Samu.

escudo UVa fUVa VALLADOLID 3.- Josué, Kike Molina, Adri, Picolo y Miguel –cinco inicial-. Víctor, Dani Martín, Jesu, Leal, Ofa, Balle y Raúl.

Árbitros.- Macías Iglesias y Navarro Rodríguez-Villanueva. Amonestaron a los locales Álex, Álvaro, Zorro, Chuso, Jorge y a Malaguti en dos ocasiones y a los visitantes Leal, Adri y Balle. Expulsaron de forma directa al auxiliar Jacobo Campo y al técnico vallisoletano José María Rodríguez.

Goles.- 1-0 Álvaro (2´), 1-1 Balle (6´), 2-1 Zorro (8´), 2-2 Álvaro en p.p, 3-2 Malaguti (25´), 4-2 Jorge (36´), 5-2 Chuso (39´), 5-3 Adri (39´).

atletico benavente
Foto.- Toñi Carbajo.

Muchas veces cuando un equipo pierde un partido, el entrenador es el culpable. Rara vez ocurre al revés que sea el entrenador el que se lleve la gloria de una victoria.

Ayer fue uno de esos días en el que el entrenador fue capaz de ganar una partida de ajedrez por jaque mate. Ayer Santi Calero fue el Anatoli Kárpov venciendo sobre el tablero a Gari Kasparóv, José María Rodríguez técnico vallisoletano.

Calero había llegado a este encuentro con los apuntes en orden tras ver el partido de Copa del Rey ante el Zamora F.S. Unos apuntes que reflejaban todo lo resaltable de un conjunto, muy joven como es el vallisoletano, que además es soberbio en todas las facetas.

Pero no solamente había que colocar los apuntes en orden, había que saber mover las piezas y jugar con los tiempos para que la partida, al menos, fuera reñida.

Calero dispuso las piezas de forma coordinada enrocándose en Tomy y sacrificando mucho a sus peones, Koeman, Chuso, Álvaro, Héctor y el juvenil Ángel, moviendo adecuadamente los caballos Jorge y Álex, y utilizando los alfiles con rápidos movimientos en diagonal Zorro y Samu. Pero además Kárpov Calero contaba ayer con la reina, Malaguti, majestuosa, colosal y capaz de todo por salvaguardar las espaldas de las demás piezas. Su forma de deslizarse por el tablero ayer fue sublime, aparecía por todos los cuadros del tablero y cada vez que tomaba protagonismo en alguna acción acababa con las piezas contrarias defendiéndose o bien fuera de partida. Todo con tal de proteger a su rey del marcador.

Y eso que la reina fallaba, quizá por la confianza que le confiere su linaje y Balle aprovechaba, para que en un balón cercano al área de Tomy y un tanto desprotegido, meter la puntera para marcar el primero de los vallisoletanos. Entonces era el empate, ya que los atléticos habían conseguido adelantarse a los dos minutos por parte de su capitán Álvaro. Era el lanzamiento de una falta en la frontal del área. Jorge tocaba en corto al capi para que estrellara el balón sobre la barrera pero le caía el rechace a placer para volver a golpear el balón y desatar la algarabía en la grada poblada de más de media entrada de incondicionales.

Luego llegaba el empate de Balle, pero antes el equipo de Calero ya pudo tener el marcador más claro primero con un disparo de Jorge muy claro desde la frontal que se iba fuera y luego un balón que el poste se encargaba de repeler a tiro de Koeman. El segundo de los fontaneros llegaba dos minutos después del gol del UVa, Zorro recoge un balón en la medular y pasa en profundidad a Chuso que cortaba en la frontal del área visitante, dejada atrás de tacón y el propio Zorro que acompañaba la jugada solo tiene que empujarla.

Dominaba el cuadro rojo. Suyo era el control del balón, los ataques intensos, y el mayor despliegue físico. Dominaba todos los aspectos menos el marcador, mientras que los benaventanos sabedores del potencial vallisoletano jugaban con sus armas, el contragolpe. Y pudo nuevamente Malaguti arrancar el tercero en un balón caído a banda que cruza demasiado ante la salida de Josué. O una jugada posterior de superioridad, dos contra uno en la que Jorge no acierta a definir el pase. Luego llegaba otro error defensivo y de mala suerte en un disparo lateral de falta de Balle que Álvaro en su intención de despejar aloja en su propia portería.

La primera mitad finalizaba con una clara ocasión de Balle que sólo ante Tomy cruza demasiado, con lo que el empate a dos campeaba en el marcador.

No había defraudado la primera parte en absoluto a los presentes, que veían como el UVa se mostraba muy entero y como los locales plantaban cara en todo momento, sabedores de la categoría del rival que tenían enfrente. Un equipo, que más que enemigo era un aliado, con jugadores hechos en las filas del Atlético Benavente, Picolo o Raúl.

Pero ese término de aliado, con el pitido de reanudación se desbarataba y cada uno defendía a su tropa. Kike Molina la tuvo clarísima en un balón con Tomy batido al que solamente había que empujar. Empujaba sí, pero incomprensiblemente lo hizo fuera del marco. Corría el cinco de esta segunda mitad cuando golazo de los típicos de Malaguti. Se lleva un balón por fuerza en el centro del campo, se va de todos los contrarios que salen a su paso y cruza ante la salida del meta Víctor.

A partir de entonces se sucedió un aluvión de juego visitante. Llegaban por todas las partes y Tomy tomó el rol de actor principal con sus paradas en momentos determinantes. Una nueva pérdida de balón en el borde del área pudo ser el empate visitante pero Kike Molina volvía a fallar. Más tarde sería Malaguti el que tuvo su oportunidad en un robo de balón en cancha propia para plantarse ante Víctor al que regateaba pero enviaba el balón al lateral de la red.

El partido subía de grados y los dos equipos en su afán por defender más de cerca se cargaban de faltas y de tarjetas lo que hacía planear el fantasma de la expulsión en alguno de los dos conjuntos con un mayor número de posibilidades en el Vilken.

Hubo momento para la polémica en una jugada en la que Koeman reclamaba penalti al ser trabado por dos jugadores vallisoletanos cuando se disponía a batir a Víctor, pero nada se señaló.

Todo ese clima de tensión, de nervios se encargaba de apaciguarlos en cierta medida Jorge tras una nueva jugada por banda de Malaguti que sirve en bandeja el balón al doce benaventano para colocar el 4 a 2. Minutos antes pudo haber sido el empate en un disparo de Adri que se iba al poste tras rozar lo justo Tomy o tras un remate de Raúl en un rebote en el área que tomó la dirección más absurda cuando estaba bajo palos.

Los tres minutos finales eran inacabables para las gradas. El UVa jugando de cinco y acosando una y otra vez el marco de Tomy que con sus paradas o los cortes de sus compañeros fueron manteniendo las acometidas de los rojos.

Y a falta de menos de dos minutos la expulsión de Malaguti por una segunda amarilla, lo que hacía que su equipo se quedara con uno menos, el resto de partido o hasta que los visitantes consiguieran un gol.

Se defendieron con uñas y dientes los benaventanos que acabaron con un mejor tono físico que los rivales y que además sentenciaban a falta de pocos segundos con una recuperación en inferioridad de Chuso que desde su campo hace el quinto.

Tuvo tiempo Adri desde lejos de tiro cruzado a hacer el tercero de su equipo pero ya era demasiado tarde hasta para pensar en el empate.

atletico benavente
El Vilken Mañanes que venció al UVa con los benaventanos Picolo y Raúl. Foto.- Toñi Carbajo.

José María Rodríguez (técnico del UVa).- “Nos hemos encontrado bien físicamente y además el partido contra el Zamora nos ha venido bien para seguir afinando un poco. Benavente ha jugado muy bien, ha jugado a la contra y nos ha pillado. Hemos cometido errores que normalmente no deberíamos de cometer y luego hemos fallado goles clamorosos. En la primera parte hemos estado temerosos y además ellos se han puesto por delante. Benavente es una escuela de fútbol sala muy buena tanto de porteros como de jugadores. Aquí se trabaja muy bien y hay muy buen ambiente de fútbol sala y hacen una labor estupenda y me aprovecho de esta labor cuando van a estudiar a Valladolid (Picolo y Raúl) con lo que nuestra relación con Benavente siempre será buenísima. Sobre mi expulsión creo que me he equivocado y ya pedí perdón a los árbitros”.

Santi Calero.-  “Uffff, difícil ante un rival que es candidato a ganar la liga. Después de verlos el miércoles ante el Zamora el partido estaba complicado, más que nada por lo de la semana pasada (ante el Guardo), pero creo que se ha notado que hemos preparado el partido a conciencia, que sabíamos que teníamos delante un gran rival y que nuestro equipo cuando está al cien por cien puede ganar a cualquiera. El UVa es un equipo que domina muy bién la transición y es muy físico y que si hubiéramos salido a presionarlos nos hubieran metido muchos. Habrá que manejar las situaciones y dependiendo el rival así actuaremos. Creo que mi equipo ha demostrado sobre el campo lo que hay sobre la mesa que creo que va a ser bastante bueno. Tres puntos como caídos del cielo”.

Tras este partido, uno se da cuenta que el que enfrento al Vilken con el Guardo fue un regalo atlético.

resul segunda bclasi segunda b

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.