DEPORTES

Los juveniles del C.D Benavente se dejan los tres puntos ante el Victoria después de ir ganando.

1103C.D Victoria C.F.- Dani, Victor Rico, Eric, Paredes (Alejandro), Adrián, Ismael (Juan), Juanki, Tongo, Fran, Carlos y Saúl (Estiven).

BenaventeC.D Benavente.- Nicol, Iván (Galocha), Rodrigo, Alex, Miguel Angel, Gómez, Berodas, Trapote, Guillermo (Morillo), Michel (Gago) y Adri.

La derrota en principio es lo de menos. Lo preocupante es la nueva lesión de Guillermo que hizo despertar los fantasmas de la temporada pasada en un momento exacto. Ocurrió el año pasado ante el Zamora donde los tomateros iban ganando y llegaba la desgraciada jugada en la que Guillermo se lesionaba, contagiando en el equipo un clima de decaimiento que se vió reflejado en el resto de encuentro y en jornadas sucesivas. Hoy sábado ha pasado algo parecido. Una acción fortuita, sin mediar contrario de por medio, en la que el propio jugador se ha dañado de nuevo la rodilla y ha vuelto a sembrar la desmoralización en el resto de compañeros que luego casi a reglón seguido se han salido del partido. Esperemos que sea algo leve y que el bueno de Guillermo, por cierto debutante en la primera jornada de liga ante el Mojados con el primer equipo, se recupere lo antes posible.

Como decíamos el C.D Benavente se adelantaba en el Javier Minguela a los pocos minutos de iniciarse el partido con un gol en el cuatro de Miguel Angel y parecía que el partido podía encarrilarse. Luego llegaba cinco minutos más tarde la lesión de Guillermo que trastocó todos los planes de Pichi que vió como sus jugadores practicamente desparecían del campo. Además la jugada casi coincidió en el tiempo con el empate local tras el lanzamiento de una pena máxima por parte de Eric que volvía a colocar las tablas en el marcador.

No había reacción por parte de los tomateros y el partido seguía avanzando sin moverse ese empate a uno antes del descanso.

Tampoco la segunda mitad despertó a los visitantes y Paredes se aprovechaba de un lanzamiento de falta para conseguir la victoria.

Ahora la tarea de Pichi va a ser complicada. Por un lado encauzar a sus jugadores por el buen camino y por otro concienciar a sus jugadores de que todos son importantes.

Articulos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Muchas Gracias.