ÚLTIMAS NOTICIAS

Hasta un 20% de los casos de hipertensión se controla gracias a que el paciente se toma la tensión en casa

medición de la hipetensiónSegún informó el experto en hipertensión Juan Antonio Divisón, en el marco de una jornada organizada por la Sociedad Española de Hipertensión- Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial, existe entre un 15 y un 20% de los pacientes con hipertensión que experimentan lo que se denomina el fenómeno de “bata blanca”, y que solo son correctamente tratados gracias a los datos que recogen a través de las mediciones de presión arterial que realizan en sus domicilios.

Divisón explicó que este efecto se produce porque estos pacientes experimentan una “reacción de alerta” cuando se toman la presión arterial en consulta que hace que ésta se incremente “fuera de lo normal”, de manera que no aporta información fiable a la hora de prescribir el tratamiento.

“Si no se tuvieran estos datos, probablemente estas personas no estarían recibiendo el tratamiento adecuado, por lo que podemos decir que este sistema de medición repercute positivamente en el gasto sanitario ya que ahorra el tratamiento indebido a un 15 o un 20% de los pacientes”, aseguró.

Además, según el experto, la Automedida de la Presión Arterial (AMPA) tiene otras ventajas, como el hecho de que mejora el cumplimiento del paciente, el control de la hipertensión y por tanto, la calidad de vida.

En este sentido, explica que los pacientes que realizan la automedida de la presión arterial en el domicilio “conocen mejor su patología, ya que ven las cifras de su presión arterial, y saben si están controlados o no, por lo que están tranquilos. Esto, además, repercute en una mayor implicación en el cumplimiento de los tratamientos por su parte y al estar controlados, sufren menos complicaciones”.

Por este motivo, para Juan Antonio Divisón “todos los pacientes hipertensos deberían tener un aparato de medida de la presión arterial en casa, sobre todo aquellos a los que se les ha detectado que sufren esta reacción de alerta en la consulta”, aunque puntualizó que este sistema de medida es desaconsejable para las personas con obesidad extrema, y para aquellos que sufran ansiedad o arritmias.

Por otra parte, el experto recordó la importancia de contar con un aparato de medida de la presión arterial validado, es decir, que cumpla unos determinados requisitos que permitan obtener datos fiables.

Los expertos de la Sociedad Española de Hipertensión- Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial han revisado y contrastado la información que aportan las distintas casas comerciales, y han publicado un listado para ayudar a los profesionales sanitarios y al público en general a saber qué aparatos electrónicos de medida de la presión arterial reúnen las condiciones necesarias para ser fiables: http://www.seh-lelha.org/SEHAmpa.aspx

Además, desde la sociedad recuerdan que para que la medida de la presión arterial en el domicilio aporte datos fiables, la persona debe hacerlo tres días a la semana (dos veces antes del desayuno y dos antes de la cena con un intervalo de un minuto), en un ambiente tranquilo, con la temperatura adecuada y la vejiga vacía.

Además, para ello debe de adoptar una postura correcta, es decir, sentado, sin cruzar las piernas y con el brazo apoyado. Por otra parte, no debe de haber realizado ejercicio físico (como por ejemplo, subir las escaleras), y no haber fumado ni ingerido comida o alcohol al menos 30 minutos antes de la medida.

Según la sociedad, la generalización de la toma de presión arterial en el domicilio, podría ayudar no solo a controlar los casos de hipertensión conocidos, sino a diagnosticar a los más de 4 millones de hipertensos que hay en España y que no saben que lo son. Muchas de estas personas son, según la entidad, jóvenes y personas de mediana edad que “como se encuentran bien”, no suelen acudir a las consultas médicas, pero sí se tomarían la presión arterial si hubiera en casa un tensiómetro, normalmente utilizado por otro miembro de la familia.

En este sentido, los expertos recuerdan que la hipertensión no da síntomas, y solo su control y tratamiento reduce el riesgo de sufrir problemas cardiacos (infarto, angina o insuficiencia cardiaca), renales (insuficiencia renal), o cerebrales (hemorragia, infarto cerebral, o a la larga, demencia), “tarea en la que el paciente debe colaborar con su médico”.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.