DEPORTES

El meta Gómez salvó al Guardo de la derrota ante el Desguaces Casquero

DESGUACES CASQUERO 0.- Tomy, Javi Cala, Joselu, Malaguti y Charlie. Luego jugaron, Álex Escudero, Oli, Christian, Arafa, Josico y Samu.

DEPORCYL-GUARDO F.S 4.- Gómez, Beto, Albertín, Kuin y Morales. Luego jugaron, Davicín, Iván, Héctor, Chochy, Rubén y Chinu.

Árbitros.- Molina Muñoz y Prieto González. Amonestaron a los benaventanos Álex Escudero y Malaguti y a los visitantes Iván, Héctor y Chinu.

Goles.- 0-1 Iván (22´), 0-2 Beto (34´), 0-3 Chochy (38´), 0-4 Rubén (39´).

Se preveía un partido excelso y así fue. Un partido de los grandes, de los que gustan disfrutar en una Rosaleda que cada vez se está convirtiendo en más experta en fútbol sala y en la cancha a la que todo equipo quiere venir a jugar porque saben que esta afición cumple con su equipo, pero además sabe perder y reconocer los méritos del equipo contrario.

En esta ocasión no pudo celebrar una victoria que a todos nos hubiera gustado. Tenemos que conformarnos con haber sido espectadores de un encuentro de lujo entre dos equipos que comparten amistad desde hace unos años pero que se “olvidan de ella” cuando los árbitros inician el acontecimiento. Vencieron los palentinos, pero no porque fueran superiores, sino porque Gómez se empeñó en que su equipo debía de ganar. El meta de Canalejas se marcó un partido para el recuerdo y él solito se encargaba de que los benaventanos no ganaran el choque.

Si hemos de ser justos, siempre los intentamos ser, el marcador al descanso debería de haber sido holgado para el cuadro de Bertolín y sin embargo el que lució al final fue otro muy favorable para el Guardo. Habrá que aferrarse al lema extendido en forma de gran pancarta por la Peña Esquina10 “Cuando estalle la guerra estaré en las trincheras contigo”.

El cuadro chatarrero salió buscando el partido desde el inicio con una intensidad impresionante, muchas recuperaciones de balón y muchas llegadas que acababan en jugadas de gol a las que respondía una y otra vez Gómez. El líder estaba sufriendo y mucho en la Rosaleda ante un cuadro benaventano que era un vendaval con Malaguti y Charlie como un martillo pilón percutiendo una y otra vez en la defensa visitante que no era capaz de lograr sacar la pelota con claridad. De hecho a Tomy se le vio en un par de apariciones sin demasiado agobio y cuando no pudo fue el poste el que evitaba a los doce minutos que la pelota se convirtiera en el primer gol después de que Iván recibiera solo al segundo palo y su disparo moría en él. Antes el Desguaces Casquero había sembrado el pánico en las filas palentinas que desde el banquillo movían ficha de forma constante en pos de intentar salir de la presión y adueñarse del balón. Malaguti había estrellado un balón al poste, Charlie tuvo un uno contra el portero que Gómez desbarataba, Malaguti forzaba la estirada otra vez del meta leonés que enviaba a córner, Charlie volvía a probar con un nuevo disparo ajustado al poste que sacaba con el pie o en otra jugada en la que picaba de espaldas a la portería adivinando Gómez la intención del internacional benaventano. También Josico lo intentaba con un disparo cruzado que vuelve a encontrar al meta visitante y en esas el marcador incomprensiblemente a cero al descanso. “Fue un partido muy serio, bien planteado y trabajado durante toda la semana. Sabíamos que podíamos hacer y que no. Hicimos una de las mejores primeras partes de lo que llevamos de año, quizá sin el premio merecido al irnos empate al descanso. En la segunda ya no salimos con esa actitud y disciplina, y entramos en el juego de ellos”.

No salió igual el cuadro atlético en esta segunda mitad, diría yo que algo relajado tras verse superior en los primeros veinte minutos. Pero ante el líder uno no puede bajar la guardia y el Desguaces Casquero lo hizo. Se empezaron a cometer imprecisiones, viendo que la superioridad no se plasmaba en el marcador, y fueron éstas la perdición de los locales. Casi sin darse tiempo a preparar la segunda mitad, Malaguti pierde un balón, posiblemente en falta sobre el nueve local, que llega al segundo palo del portal de Tomy para ajustado al palo adelantar a los visitantes.

La desesperación empezó a hacer mella en los chatarreros viendo que Gómez una y otra vez rompía las posibilidades de gol locales y más cuando un remate de Malaguti, un minuto después del gol palentino, volvía a toparse con el poste. El juego volvía a ser local, aunque los visitantes se encontraban mucho más cómodos en cancha y tocaban mucho más la pelota que en la primera mitad. También el gol a favor les permitía jugar con el marcador y esperar errores locales de precipitación de los que poder aprovechar algo. Y vaya si fue así ya que bien entrado el ecuador de esta segunda mitad Samu, otro buen partido del catorce, salvaba bajo palos un disparo de Beto, el rechace se va a pies de Josico que pierde en banda y de zapatazo lejano de Beto para apuntarse el segundo. Otra mano salvadora de Gómez impedía que un disparo cruzado de Christian se fuera a gol, ¿pero de donde sacó esa mano ese tío? nos preguntábamos todos.

No quedaba otra en el banquillo local que arriesgar a encontrar algo ante tanta injusticia y Bertolín buscó la opción del portero-jugador con Javi Cala para acercarse en el marcador. Movía mucho el balón el conjunto local de banda a banda pero sin encontrar el hueco por el que pasar la pelota hasta que en una de ellas Charlie es objeto de falta dentro del área que le daba la oportunidad a los chatarreros de colarse de nuevo en el partido a falta de tres para el final. El día del no era de no, y Charlie asumía el reto de lanzar esa pena máxima ante un Gómez que se volvió a hacer grande deteniendo el disparo y además el segundo remate cuando se cantaba el primero de los locales. Ver para creer.

Lo que pudo ser no fue y la desilusión se sembró en unos jugadores que habían puesto todo de su parte para ganar el partido y que al final tuvieron que ver como en un balón corto de Malaguti sobre Javi Cala le servía a Chochy para hacer el tercero en el 38 y un cuarto de Rubén a pase de Beto en una superioridad en el 39.

El líder es líder por algo y se fue vivo al descanso merced a su portero. En la segunda se le dejó respirar por momentos y ese aire terminó matando a los locales a los que poco más se puede pedir.

José Bertolín (Entrenador Desguaces Casquero).- “Partido loco y de muchas transiciones y ahí ellos aprovecharon para hacer daño con lo que mejor saben. Luego tras el penalti fallado creo que el equipo bajó los brazos y eso fue la consecuencia del 3 y 4 gol. Una sensación de impotencia de no verte premiado en nada tras el esfuerzo y trabajo realizado. De la derrota soy consecuente que el máximo responsable soy yo ya que no estuve acertado con las rotaciones, que bajo mi punta de vista tuvieron que ver tanto en el primero como en el segundo gol, momentos claves del partido. Pese a ello no tenemos tiempo de estar pensando y hay que levantarse para preparar el complicado desplazamiento para jugar el derbi, ellos vienen de perder también y será un partido de vida o muerte para ambos conjuntos”.

El saque de honor, que cada jornada en la Rosaleda, efectúa un deportista corrió esta vez a cargo del jovencísmo Marco González, piloto de motociclismo de la categoría de iniciación del Campeonato de Velocidad de minimotos.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.