operacion transformeLa Guardia Civil detiene a cuatro personas e imputa a otras tres más, como presuntas autoras de robos en explotaciones agrícolas, así como a otra persona más por receptación, recuperándose 1.500 kilos de cable de cobre procedentes de la sustracción de doce transformadores eléctricos y esclareciéndose un total de 55 robos perpetrados en explotaciones agrícolas todo ello en el marco de la operación denominada “TRANSFORME”.

Dicha actuación se enmarca dentro del Plan Operativo de respuesta al robo de cableado de cobre, y es fruto de los dispositivos establecidos por la Guardia Civil para evitar dichos robos en la provincia de Ciudad Real.

Las actuaciones se iniciaron en el mes de noviembre del pasado año tras las denuncias presentadas por robos de transformadores eléctricos. Ante este hecho, la Guardia Civil incrementó los dispositivos de vigilancia en las zonas afectadas. Por lo que tras las primeras indagaciones los agentes detectaron la presencia de varios vehículos sospechosos en las zonas en las que se habían cometido los hechos.

Entre los propietarios de estos vehículos fueron localizados varios delincuentes que contaban con un amplio historial delictivo.

A medida que avanzaron las gestiones sobre los titulares de los vehículos investigados, la Guardia Civil pudo determinar que los robos estaban siendo cometidos por un grupo delictivo que estaba perfectamente organizado, centrándose las investigaciones en determinar la identidad de todos los integrantes del grupo.

Los miembros del grupo se trasladaban desde Aranjuez (Madrid) y Ocaña (Toledo) hasta diversas zonas de explotaciones agrícolas y casas aisladas de 14 provincias entre las que se encuentran Zamora o Valladolid.

Los componentes de este grupo delictivo sustraían principalmente cobre de transformadores eléctricos, aunque también hacían lo propio con cualquier efecto que les pudiera reportar algún beneficio, tales como televisores, electrodomésticos, herramientas, aperos de labranza, gasóleo, etc…

Los integrantes del mismo se dividían en función de los vehículos utilizados.

Las personas que viajaban en turismos eran los encargados de los reconocimientos de zona y perpetrar los robos, escondiendo posteriormente las mercancías sustraídas en lugares seguros del campo, para posteriormente ser recogidas por las personas que viajaban en las furgonetas de carga.

Una vez que tenían cargada toda la mercancía, evitaban circular en horarios nocturnos, al objeto de, en caso de ser identificados, no poder ser involucrarlos en algún hecho delictivo.

Una vez que amanecía, emprendían la marcha de regreso, cuando había más circulación de vehículos para así evitar las identificaciones policiales.

El pasado día 31 de enero, se inició un operativo realizándose el seguimiento a un vehículo y una furgoneta desde Ocaña (Toledo), hasta Castellón de la Plana, donde sustrajeron las bobinas de cobre de 12 transformadores eléctricos, regresando hasta la localidad de Valdemoro (Madrid), donde se detuvo “in fraganti” a cuatro personas, todos ellos de nacionalidad rumana y sin domicilio habitual conocido.

Una vez efectuada la venta de dicho material en una planta de transformación se imputó al gerente de la misma, vecino de Valdemoro, por receptación de material procedente de robo, cuando procedía al pago de 6.000 euros por el cobre sustraído.

La Guardia Civil recuerda que la receptación es una figura delictiva que consiste en la compra u ocultación de efectos procedentes de robo, siendo consciente de su procedencia, lo puede conllevar a una pena de prisión de entre 6 meses a 2 años.

Así mismo también se procedió a la imputación de otras tres personas todas ellas también de nacionalidad rumana y sin domicilio habitual conocido, como presuntos integrantes de la organización delictiva.

Con estas detenciones se han podido esclarecer 55 robos de cableado de cobre, cuatro de ellos, en la provincia de Zamora. Esos robos se produjeron el pasado día 18 de diciembre de 2012, concretamente, en Benavente y en Santa Cristina de la Polvorosa, donde se robó el cobre de un transformador de Iberdrola y de otro de la DGT, respectivamente. Asimismo, se esclareció la autoría de los robos cometidos el 9 de enero de este año en Santa Cristina de la Polvorosa, con sustracción de bobinas de cobre en un transformador de Aquagest y el cableado y herramientas en una subestación eléctrica.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.