DEPORTES

El UVa de Valladolid dejó, de inicio, sin opciones al Vilken

El Uni de Valladolid solamente necesitó diez minutos para cerrar un partido en el que los benaventanos no aparecieron en casi ningún momento.

UVa VALLADOLID 9.- David, Ofa, Balle, Raulito y Rulo. También jugaron: Víctor, Miguelín, Leal, Adri, Muñoz, Dani Martín e Isaac.

VILKEN MAÑANES 4.- Mañanes, Chuso, Álex, Oli y Joselu. Luego jugaron, Charlie, Ito, Javi Cala, Ángel, Samu, Jorge y Michi.

Árbitros.- Montero Galán y Prieto González. Amarillas para los locales, Raulito, Leal, David y Víctor y para los benaventanos Ángel, Samu, Chuso, Ito y Álex. Expulsaba al local Muñoz por roja directa (28´) y al benaventano Álex por doble amarilla (28´)

Goles.- 1-0 Balle (6´), 2-0 Balle (7´), 3-0 Adri (8´), 4-0 Ofa (10´), 4-1 Charlie (10´), 4-2 Chuso (13´), 5-2 Leal (18´), 5-3 Joselu (19´), 6-3 Adri (21´), 7-3 Leal (23´), 8-3 Rulo (25´), 8-4 Ito (29´), 9-4 Rulo (37´).

Repaso el que se llevaba el Vilken Mañanes en su visita a la cancha de juego del Universidad de Valladolid. Los benaventanos no atinaron en los primeros compases en los que los locales consiguieron casi cerrar el partido cuando apenas se llevaban 10 minutos de juego. Los dos equipos habían salido en busca de la victoria de manera trepidante aunque con distintos resultados. Mientras los locales veían como todas las intentonas entraban, golazo el de Ofa desde muy lejos, a los benaventanos los postes y el larguero les condenaba a un marcador muy preocupante.

Con ese panorama, Santi Calero, decidió intentar contrarrestar una diferencia casi insalvable, en el fútbol sala nunca es tal, poniendo en cancha el portero jugador con el riesgo que conlleva pero buscando alternativas que no se estaban dando con el esquema normal. Javi Cala se enfundaba la camisola de quinto jugador de cancha y desde el minuto doce a apretar para acortar diferencias.

Y a punto estuvo de dar sus frutos porque los benaventanos lograron irse al descanso con un 5 a 3 que daba otra cara distinta a la vivida en los primeros compases. Los locales con este esquema no sabían como contrarrestar las acciones de un Vilken que pensaba en igualar o en acercarse.

Pero de nuevo el segundo tiempo volvió a ser local ya que desde el inicio consiguió en los cinco primeros minutos otros tres goles poniendo el marcador inaccesible a los fontaneros que mantuvieron portero jugador para romper una racha positiva que se venían manteniendo en los últimos encuentros.

Preocupante es la facilidad con la que los benaventanos encajan gol siendo actualmente el segundo equipo que más goles encaja por detrás del farolillo rojo. La salida era complicada, pero si además se complica más ante equipos como el Uva Valladolid no hay margen de error.

Foto cabecera.- C.D Tierno Galván.

Tags

Articulos relacionados

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Muchas Gracias.