DEPORTES

Tres Cuñados también pesca en el barro del Vilken.

Los benaventanos tuvieron el partido a su favor tras el gol de salida en la segunda mitad de Charlie pero dos fallos en zona de defensa cerraron la victoria del Tres Cuñados.

PIZescudo los tres cuñados f.sARRAS TRES CUÑADOS 6.- Quico, David, Juanma, Crístian y Josino. Luego jugaron, Kevin y Adrián.

escudo at benaventeVILKEN MAÑANES 5.- Michi, Joselu, Oli, Javi Cala y Charlie. Luego jugaron, Ángel, Ito, Chuso, Jorge y Samu.

Árbitros.- Rey y Fresendo. Amonestaron a Crístian por los locales y a Joselu y Oli, Expulsaba por doble amarilla a Chuso (33´).

Goles.- 1-0 Crístian (3´), 1-1 Joselu (17´), 1-2 Charlie (22´), 2-2 Crístian (25´), 3-2 Josino (30´), 3-3 Charlie (32´), 4-3 Crístian (35´), 4-4 Samu (36´), 5-4 Josino (38´), 6-4 Crístian (39´), 6-5 Joselu (39´).

at-benavente
Foto.- At Benavente.

Una vez más de vacío, tal como está el casillero de victorias del cuadro de Santi Calero que solamente “presume” de tener un punto. Y la verdad es que el conjunto fontanero mereció algo de tierras de O Barco de Valdeorras ante un equipo gallego que tenía importantes bajas y que disponía de pocos efectivos para poder hacer frente al cuadro benaventano.

Pero algo pasa en el conjunto de Álvaro Arias ya que no hay explicación alguna de esa sequía de victoria cuando la liga ya lleva más de un mes en marcha y con el plantel de jugadores que ha logrado reunir el conjunto atlético.

El Vilken sufrió cuatro tantos del local Crístian al que no supieron poner freno los hombres de Calero y que guiaron a la victoria al cuadro gallego. No obstante, los benaventanos tras el tempranero gol que abrió el marcador se hicieron dueños del partido e incluso lograron colocarse por delante al inicio de la segunda mitad con un gol de Charlie. Pero dos errores en los instantes finales dejaron el marcador sentenciado cuando el marcador se vistió con el 6 a 4. Joselu casi en la última jugada del partido hizo el quinto que no sirvió para nada.

Habrá que buscar soluciones donde las haya o el devenir de aquellas ilusiones con las que se afrontó el verano, se habrán quedado en las temperaturas cercanas a los cuarenta grados. Ya lo que no sea ganar el sábado en la Rosaleda será el querer y no poder.

segun-b-jor7

Articulos relacionados

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Muchas Gracias.