DEPORTES

Sufrimiento del Vilken Mañanes para derrotar al Salamanca F.S

escudo atletico benavente

VILKEN-MAÑANES At. Benavente 2.- Mañanes, Oli, Zorro, Jesús San Román y Alvarito. Luego; Jorge, Chuso, Alex, Malaguti, Adri, Álvaro y Tomy.

escudo salamanca f.s SALAMANCA F.S 0.- Iván, Fran, Adrián, Nacho, Raúl. Luego; Ratero, Álvaro, Alberto y Poca.

Árbitros.- Barroso García y Mozo Revilla. Amonestaron a los locales Alex, Álvaro, Jorge, Malaguti y Mañanes. Expulsados por doble amonestación Álvaro y Malaguti. Por los charros a Poca y Nacho.

Goles.- 1-0 Jorge (32´), 2-0 Jesús San Román (36´).

Mayor igualdad es complicado el ver sobre una cancha de juego y en esta ocasión un Pabellón de la Rosaleda casi al completo, la directiva de Javier Huerga y los jugadores de Calero y Bodas lo están consiguiendo, tuvo que sufrir de lo lindo para ver a su equipo ganar.

Y es que enfrente no había un equipo cualquiera. Enfrente estaba el Confitería Gil, o lo que es lo mismo el Salamanca F.S, un equipo del que ya hemos hablado en numerosas ocasiones que además de tener el privilegio de ser el único por el momento que ha dejado a los benaventanos en blanco, lo hizo después de una tremenda crisis que obligó, en principio por temas personales a dimitir al otrora entrenador, Víctor González, para que Juan Luis García “Juanlu”, quien fuera portero del Cartagena F.S y que venía haciendo las labores coordinador del club, se hiciese cargo de la situación. Y vaya si lo ha hecho. Poco a poco y sin meter ruido ha aupado a su equipo entre los mejores de esta Tercera División y el sábado demostró el porqué.

IMG_3084 IMG_3085

Los prolegómenos del partido estuvieron marcados por la ilusión que representa para del deporte benaventano el contar entre sus deportistas con gente de indudable valía y que además es reconocido por los otros clubes cuando debería de ser el máximo exponente deportivo de la ciudad quien ofreciera el reconocimiento en nombre de todos los que practican deporte. En este caso la Campeona de España de Baloncesto María Zorita fue la encargada de dar la primera patada de un partido que se presentaba emocionante. El Club At. Benavente además la vistió con su elástica blanquiazul con su nombre a la espalda.

El choque comenzaba de la manera esperada. Los benaventanos salieron a por el partido, pero se encontraron enfrente a un equipo con mucho oficio y sabedor en todo momento de lo que hacía teniendo incluso las mejores ocasiones de adelantarse en el marcador que por diversos motivos no se transformaron en gol. Poco inquietó el cuadro de Calero y Bodas el marco contrario, un remate de cabeza de Jesús San Román, una escaramuza de Malaguti o un disparo de Alex fue lo más resonante de esa primera mitad por parte local.

Los nervios atenazaban a un equipo, el líder, que debería de estar mejor concienciado del rival que tenía enfrente y eran sin embargo los charros quienes movían el partido a su antojo obligando a replegarse a los atléticos en torno al marco de Mañanes. Y es que el técnico visitante jugó un papel extraordinario en todo momento sabiendo sacudirse el dominio local para apoderarse de la bola y pasar a dominar. Para ello utilizó desde muy pronto el portero-jugador que les mantenía descansando y además con posesión de balón sin que además los benaventanos pudieran pillar ni un solo pase que les hubiera dado la oportunidad de sorpresa.

De esta guisa y con un marcador de empate a cero, casi milagroso para los locales, se retiraron ambos conjuntos al vestuario.

En la segunda mitad el panorama no cambió en exceso en lo que se refiere en el juego, aunque si hubo alguien que se tornó en importante como lo fue Tomy. El meta benaventano con sus intervenciones providenciales evitó que los charros obtuvieran ventaja que pondría en serias dificultades el marcador a tenor de las escasas ocasiones que sus compañeros tenían. De hecho la más clara la tuvo Malaguti que hizo lo difícil para marcharse de dos contrincantes y enviar el balón fuera cuando estaba solo ante el meta Iván.

Pero si clara fue la acción del joven valor benaventano, más claras fueron las que tuvieron los charros con dos mano a mano ante Tomy que el meta salvaba “in extremis”. Y en esas que rondando el minuto 32, Malaguti apañó un balón en banda llega a la línea de fondo tras zafarse de un contrario y deja la pelota a Jorge que venía como una locomotora desde atrás para marcar a placer. La efusividad en la celebración, gestos muy feos del autor del pase, finalizó con la segunda amarilla que dejaba dos minutos en inferioridad a sus compañeros. Tanto trabajo en 32 minutos quedaba en evidencia en tan sólo dos por la mala cabeza en gente, por otro lado muy joven. Los dos minutos que tuvieron los visitantes con superioridad los solventaron los de Santi Calero con nota y la posibilidad del empate, tan sólo se acercó en un disparo cruzado que se fue al poste izquierdo del portal de Tomy, como anteriormente se había estrellado otro.

Superado el trago de tener un jugador menos en cancha, los charros siguieron buscando el gol del empate hasta que Jesús San Román en el 36 comía la merienda a un defensor charro ganando un balón que lo transformaba en gol ante el monumental enfado del meta Iván por el despiste de su compañero.

Al final los visitantes terminaron pagando el esfuerzo, para nada recompensado, de todo el partido y con un dos a cero en contra y a pesar de seguir utilizando el portero-jugador no pudieron llegar al fondo de la portería de Tomy, sí por el contrario los atléticos que pudieron sellar en partido con algún disparo lejano.

El partido estuvo también marcado por el minuto de silencio que se guardaba en memoria del joven atleta benaventano fallecido Alberto Lorenzana.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.