DEPORTES

Otro paso más hacia Madrid con merecido relax. Duodécima etapa

DISCAMINO

Por Discamino.

Y MAÑANA FORMIGAL.
No sé si el run run que se siente pulular en el grupo esta tarde tendrá algo que ver con el nerviosismo ante el reto de mañana, pero, si lo fuera, no tendría nada de extraño. No conozco lo que nos espera aunque imagino que subir a la estación de esquí de FORMIGAL nos va a costar un riñón y parte del otro. Tal como hicimos en los Lagos, sólo pedalearán Ana Soage, Iván e Isabel. David Gil y Gerardo van a descansar para acabar de recuperar las energías que, por distintos motivos, les han faltado estos últimos días. Y saldremos de Biescas, es decir, empezar ya subiendo y no dejar de hacerlo durante casi 30 kms para pasar de 890 a 1791 m. Bonito plan.

Hoy teníamos un desafío de los gordos aderezado con un desplazamiento de un montón de kilómetros. Nuestra intención inicial era subir el Aubisque, lo cual suponía:
1- más de 100 kms por carreteras de Montaña para llegar a Oloron St. Marie en furgoneta;
2- 44 kms en bicicleta hasta la cumbre del Aubisque,

…es decir, toda la mañana y algo más para llegar arriba + 90 kms de enlace a Sabiñanigo = llegaríamos al lugar de pernocta a media tarde, y sin lugar donde dormir a causa de un fallo en la recepción de unos correos electrónicos. ¿Cómo se resuelve semejante ecuación? Imagino que habrá varias posibles soluciones, pero la nuestra fue, como siempre, la más protectora: con el equipo cansado hubiera sido una animalada someterlo a lo que era previsible, así que….. tiramos por el camino de en medio:
-primero solucionar lo del alojamiento y para eso lo mejor era desplazarse a Sabiñánigo lo antes posible;
-salir a rodar un rato al llegar, antes de comer;
– descansar por la tarde para estar listos mañana a afrontar y vencer en Formigal;

¿Bonito verdad? Pero….¿y la realidad? La realidad fue que llegamos a Sabiñánigo pasadas las 13 horas. Un bochorno de morirse así que “mejor rodamos por la tarde” (todos de acuerdo).
Arreglamos lo del albergue y….casi las 14. Comimos y se hicieron las 15. Dani, encargado del albergue, nos dijo que en Isin, pueblo que está a 10 kns, tienen otro albergue con piscina y que la ponen a nuestra disposición. Quedamos en ir en bici a ISIN y darnos un chapuzón en la piscina. Hora de salida las 16:30. Sí, pero a las 16:30 hacía un bochorno de morir. Estábamos ya con la ropa y el calzado de la bici y hemos abortado el lanzamiento. Ha sido un acierto porque los 10kms eran casi 15 y la suave pendiente un pedazo costarrón del copón y pico, seguido de un tramo medio llano y en bajada, pero con el firme destrozado y, para postre, otro repecho de órdago antes del pueblo. Hubiera sido una condena y, probablemente, la antesala del fracaso de mañana.
El baño nos supo a gloria, la cena a lujo inmerecido y la cama con sábanas….aún no puedo decirlo porque estoy escribiendo sentado en el suelo, al lado del enchufe, pero seguro que esa cama me hace soñar con estar en el Ritz Palace de Nueva York.

Casi me olvido de Borjita. Cada día me ayuda más con Gerardo, siempre pendiente de lo que pueda necesitar su amigo sordo-ciego. Y mañana el peque de la panda también saldrá con la bici a darle un poquito de caña.

Y MAÑANA FORMIGAL, UUUUUIFFFFFFF.

Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.