DEPORTES

El Mañanes pasa el trámite ante el Xove en el día del debut de la nueva promesa Jony

VILKEN MAÑANES 6.- Mañanes, Álex, Joselu, Javi Cala y Charlie. Luego jugaron, Ángel Sánchez, Oli, Samu, Ángel Jiménez, Jony, Yayo y Tomy.

XOVE LUGO F.S 3.- Javi Fajardo; Bruno de Nois, Pancho, Keko y Manu Jiménez. Luego jugaron Marcos, Souca, Rubén y Samu.

Árbitros.- Del Cabo Gonzalo y Toral Ferrero. Amonestaron a los locales Oli, Joselu y Yayo y a los visitantes, Bruno, Keko, Marcos, Pancho, Rubén, Souca y Manu Jiménez. Expulsaron por doble amarilla a los visitantes Souca (38´) y Manu Jiménez (38´).

Goles.- 1-0 Ángel Sánchez (2´), 2-0 Javi Cala (5´), 2-1 Bruno de Nois (24´), 3-1 Jony (29´), 4-1 Joselu (34´), 4-2 Manu Jiménez (37´), 4-3 Souca (38´), 5-3 Charlie (38´), 6-3 Ángel Sánchez (39´).

El Atlético Benavente, como club, presentaba ayer a una nueva promesa de este deporte sembrado, cultivado y criado en la cantera y que ayer se hizo grande. Jony ha seguido los pasos de otros compañeros como Esteban o Yayo que por cierto también entraba en la convocatoria de Santi Calero ante las numerosas ausencias. Y la verdad es que Jony respondió con nota alta a las peticiones de Santi Calero y se plantó en cancha como un veterano más. Parecía que hubiera jugado en el primer equipo toda la vida, leía el partido, apretaba, cortaba y mandaba cuando le tocó hacer de cierre y además cerró su debut con un tanto que le regalaba casi sobre la línea de gol otro de los grandes de ayer Joselu. Bendita cantera la del Atlético Benavente.

En cuanto al partido, poca cosa, con dos equipos que se saben salvados y que tampoco pusieron en cancha toda la carne. Los gallegos llegaban hasta cortos de efectivos y la verdad es que han sido de los equipos que menos peligro han creado en torno a la portería benaventana. Es más, me atrevería a decir que las tres ocasiones claras las clavaron en el fondo de la portería de Tomy que ocupó la demarcación en esta segunda parte, la primera fue para Mañanes.

Y es que el partido no tuvo ni salsa, ni emoción hasta los instantes finales cuando los benaventanos permitieron que los lucenses entraran en el partido, primero con el 2-1 y después con el 4-3.

Y eso que el partido se puso pronto de cara a los locales con dos tantos de Ángel Sánchez y de Javi Cala, que vive una segunda juventud, cuando a los cinco minutos adelantaban a los suyos. Luego un meritorio Javi Fajardo se multiplicaba en acciones imposibles para desmelenar algo que pudo ser goleada al descanso.

En la segunda mitad, los locales intentaron dejarse llevar, a veces con acciones demasiado individualistas que abortaban otras mejores propuestas y permitiendo creer a los gallegos, más cuando además hubo un despiste defensivo a la salida de un córner que acercaba diferencias.

El Vilken “respiraba” en una jugadón del mejor de ayer de la Rosaleda, Joselu que bailó a todos los gallegos para dejarle casi sobre la línea de gol el balón al debutante Jony para que hiciera grande su pase a mayor. Un 3-1 que ofrecía la sentencia de un partido sin pena ni gloria pero que los fontaneros no supieron aceptar enredándose en acciones nada productivas que no encaminaban a nada. Entonces apareció de nuevo el de San Cristóbal de Entreviñas para llevarse un merecido honor con el cuarto de los tantos en su gran tarde.

Demasiado tarde reaccionaba el banquillo visitante para intentar darle la vuelta al choque o al menos encontrar el empate para incorporar en cancha al portero jugador que les reportó dos nuevas dianas en un peligroso 4-3 a falta de dos para el final. Había perdido Ángel Sánchez la posibilidad de aumentar la cuenta con un lanzamiento de doble penalti que adivinaba el meta gallego, pero a dos para el final Charlie se aprovechaba de un penalti largo, una falta muy cercana al área con la quinta de equipo gallega y por lo tanto sin barrera, que aunque vuelve a adivinar el guardameta se hace con el rechace para sortearlo y batir por alto. Este gol terminó por desquiciar a los visitantes por lo que creían un arbitraje demasiado riguroso, también lo creyó el bando local, y que se resolvió con dos amarillas para Souca y Manu Jiménez que eran las segundas, por lo que a falta de dos para el final el Xove se quedó con tres jugadores en cancha y hasta que llegaba el sexto gol local para incorporar a un nuevo hombre.

Al final los tres puntos se quedan en casa tras una racha bastante poco productiva y que ojalá no sea la causa de los muchos claros que ayer presentaban las gradas de la Rosaleda. La temporada está salvada, pero la afición quiere que su equipo esté involucrado hasta el final, porque hasta el rabo todo es toro y en este fin de semana nunca mejor dicho.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba
Cerrar

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.