DEPORTES

El F.S Zamora pierde en la grada pero gana en la cancha

El F.S Zamora se lleva el duelo de rivalidad provincial merced a una mejor salida a cancha en el segundo periodo. La afición benaventana sorprendió con su presencia en la grada.

F.S ZAMORA 5.- Imanol, Morales, Andrés, Antonio y Guille. Luego jugaron, Chivu, José, Cerca, Iván y Juan.

VILKEN MAÑANES 3.- Mañanes, Oli, Javi Cala, Charlie y Chuso. Luego jugaron, Joselu, Ito, Ángel y Samu.

Árbitros.- Diaz Arias y Vanegas Betancur. Amarillas para el local Juan y para los benaventanos Javi Cala, Ito y Charlie.

Goles.- 1-0 José (28´), 2-0 Morales (29´), 2-1 Charlie (30´), 2-2 Javi Cala (33´), 3-2 Morales (37´), 4-2 José (38´), 4-3 Chuso (38´), 5-3 José (39´).

Benavente puede estar orgulloso de sus deportistas. Aquellos que practican taekwondo, salvamento, natación, btt, triatlón, fútbol, baloncesto, arco etc. De todos ha de estar satisfecho, pero en especial del fútbol sala por lo que está dando a Benavente. Este fútbol sala tiene nombre y apellidos en el Atlético Benavente, club nutrido casi al cien por cien de la cantera y capaz de exportar jugadores que por destinos de la vida tienen que irse a moldear su futuro o a comer el garbanzo lejos de la ciudad que les vio nacer. Con ellos el fútbol sala benaventano hoy estaría en la pomada a nivel nacional.

Este Atlético Benavente que ha sido capaz de mover masas en los últimos años que llenan casi cada semana las gradas del municipal de la Rosaleda y que ha creado un ambiente que para sí lo quisieran muchos equipos de primera con una afición que masca y por cuyas venas corre sangre blanquiazul en vez de roja.

El partido de este fin de semana es de esos de rabia interior en el que la hegemonía de este deporte cambia de una ciudad a otra de forma constante por lo que más que un partido lo que se juega es el orgullo.

Fueron los locales los que se llevaron el duelo de rivalidad provincial y el orgullo, pero los benaventanos regresaron orgullosos de su afición que les acompañó en su viaje y que convirtió el Ángel Nieto en una nueva Rosaleda, de tal forma que los que parecían jugar en casa fueron los de Calero.

Como todo duelo de rivalidad provincial tuvo de todo, emoción, intensidad y algún que otro rifirrafe tanto en cancha como en la grada que no pasaron a mayores y que como hemos dicho anteriormente se llevaron los zamoranos merced a un mejor inicio de la segunda mitad y a un mejor final cuando los fontaneros jugaban contracorriente.

Hasta entonces nada que reseñar en una primera mitad en la que los benaventanos mandaron sobre la cancha pero sin lograr batir a Imanol.

Fue entonces cuando de salida el F.S Zamora golpeó en dos ocasiones de forma consecutiva con goles de José y Morales poniendo cuesta arriba todo el planteamiento realizado por Santi Calero en la primera mitad. Fueron dos zarpazos que hicieron mucho daño en los benaventanos que sin embargo lograron enmendar con tantos de Charlie y de Javi Cala.

El barro habría que moverlo en los minutos finales y donde los árbitros también tomaron su protagonismo colocando el cartelón de cinco faltas benaventanas bien visibles, como en la primera mitad había sido al contrario, solo que en esta ocasión si hubo lanzamientos de doble penalti a favor de los locales que solventaban el partido.

A pesar del arreón final de los de Calero con un tanto de Chuso a falta de dos minutos poniendo el 4 a 3 el jugarse todo al cara o cruz volvió a dejar la moneda del lado de la cruz cuando a falta de pocos segundos los locales cerraban el partido con un quinto tanto.

A pesar de la victoria holgada en la grada, la derrota sobre la cancha duele y habrá que mirar al frente para seguir disfrutando de lo que aún queda por delante.

 

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.