DEPORTES

El Racing, de forma honrada, cae ante el Mojados con lo puesto

c.d mojadosC.D Mojados 3.- Josua, Tato, Antonio, Alberto, Iván, Gonzalo, Juanmi (Pedro), Busta (Vigón) Medrano (Saúl), Gallego y Rayo.

escudo racingRacing Benavente 1.- Crístofer, Vini, Blandi, Jesús, Tosko, Modes (Josico), Bassin, Geri, Aarón, Héctor y Chino.

Árbitro.- De Miguel Álvaro. Amonestaba a los locales, Yeray, Gonzalo, Juanmi y Vigón y a los benaventanos, Jesús, Vini, Josico, Crístofer y Chino.

Goles.- 1-0 Rayo (38´), 2-0 Gonzalo (71´), 3-0 Saúl (87´), 3-1.- Josico (89´).

Volvió a perder el Racing Benavente en este peregrinar que le falta por acabar su andadura por la Regional de Aficionados, pero hay que decirlo que perdió con honra, eso que a alguno de sus jugadores les falta que prefieren divertirse en las fiestas que este fin de semana nos acompañaron en lugar de defender el compromiso adquirido a principio de temporada. Porque los hubo jugadores que podían haber estado con el resto de compañeros defendiendo unos colores de un club que les ha acogido con los brazos abiertos para que pudieran seguir haciendo lo que les gusta, jugar al fútbol y además en una categoría regional. A veces es para estar en el pellejo de todos esos compañeros, entrenadores y sobretodo directivos que exponen su tiempo, puede ser que no tardando y según salió de esa charla de la semana pasada, patrimonio para que otros se diviertan a cambio de nada. Puerta a puerta, negocio a negocio tal como está la economía a nivel nacional en las empresas y en las personas y más en esta comarca y en esta ciudad, para poder sacar algunos cuartos con los que pasar medianamente una temporada en una categoría nueva, bonita y por la que tanto se luchó la temporada pasada y la anterior y la anterior. Esa gente no merece la pena y a veces es preferible estar en una categoría más modesta o incluso hacer hueco a niños que lo van a agradecer, o más aún, no participar antes que dejarse la piel, el tiempo y cargarse de disgustos por gente como esa.

Con Víctor, Jáñez y Gago sancionados, el equipo nuevamente se presentó a un partido con lo puesto, dos hombres de banquillo y nuevamente los dos porteros aunque uno reconvertido a tal pero con pasado delantero. Así es imposible, no ya salvar una categoría de la que el Racing parece haberse despedido antes de final de año, sino que además es imposible jugar al fútbol por mucho que el domingo lo intentaran los doce valientes que a base de remar quieren llevar al menos el barco a puerto.

Si además te mides a un equipo físico como el vallisoletano del Mojados todo era cuestión de que el cansancio fuera haciendo el trabajo al cuadro local. Los hombres de Jorge Bruña quisieron llevar la batuta del partido a su parcela intentando aminorar esfuerzos que pudieran ser necesarios al final de partido, aunque las ocasiones locales se sucedían los racinguistas salvaban los muebles como podían. Todo hasta la recta final del primer periodo cuando Rayo, que había mandado una al larguero, se hizo con un pase dentro del área y tras acomodarse abrir la lata y retirarse con ventaja a vestuarios.

Al Racing la derrota no le servía para nada, y aunque las matemáticas aún dan posibilidades de milagro, éstos cada vez son más escasos y más en las circunstancias en las que se buscan. Quiso pero no pudo y el cansancio empezó a ser cada vez más intenso en las piernas de los benaventanos que vieron como el dominio local era ya todo uno, llegando el segundo de los tantos y luego el tercero al que respondió Josico casi en con el tiempo cumplido y que vino en cierta medida a dar el merecido premio a un grupo de jugadores que cumplen su compromiso a pesar de que el equipo está casi en provincial.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.