DEPORTES

DisCamino e Iván arrancan el objetivo del 2017 la Transpirenaica

DisCamino emprende una nueva cruzada con el ánimo de perseguir retos donde sus deportistas se sientan protagonistas. Si el año pasado el reto fue La Vuelta Ciclista a España a la vez que los profesionales, en este 2017 el objetivo es la Transpirenaica. Iván Bragado volverá a sufrir sobre su triciclo.

A diario, a medida que transcurran sus etapas, descubriremos el Diario de a Bordo de DisCamino y haremos nuestas sus hazañas. Nos reiremos de los resúmenes de Javier Pitillas y demás. Por el momento este es el objtivo que nos presentan desde hoy 2 hasta el 9 de septiembre:

“La peregrinación del año 2014, cuando vinimos pedaleando desee Roma, marcó un antes y un después de DisCamino. Todo lo que habíamos hecho hasta ese momento podría entrar dentro del apartado denominado “cosas normales”. El haber recorrido con éxito los algo más de 2.500 kilómetros que separan la Plaza de San Pedro de la del Obradoiro nos hizo tomar conciencia de que nuestros amigos con diversidad funcional eran perfectamente capaces de hacer “cosas imposibles”. Esa certeza fue la que nos llevó el año pasado a embarcarnos en la aventura de la Vuelta Ciclista a España y va a ser también la responsable de la burrada del 2017: la Transpirenaica, ruta que une el Mediterráneo con el Cantábrico a través de los Pirineos.

Hay muchos itinerarios y formas de seguir este duro pero hermoso recorrido. Nuestro plas es elegir 9 o 10 de los más emblemáticos puertos de los Pirineos y subir uno de ellos cada día. Esta no es una idea novedosa, ya que existen empresas de turismo deportivo y de aventura que se encargan de organizar algo similar. Nosotros hemos elegido la localidad de Luz-Saint-Sauveur para establecer en ella la base de operaciones desde la que salir a la conquista de las cumbres.

Desde Luz-Saint-Sauveur, localidad del departamento de los Altos Pirineos, ascenderemos el Troumouse (2.092 m), el Tourmalet (2.115 m), Luz Ardiden (1.715 m), Gavarnie Boucharo (2.270 m), Soulor (1.474 m), Aubisque (1.709 m), Hautacam-Tramassel (1.653 m) y Aspin (1.489 m).

En este DisCamino 2017.8 participarán los más fuertes de nuestra pandilla, que son Anita, Isa e Iván y muy posiblemente el pequeño Borja. Como sería un pecado mortal obligar a cualquiera de ellos a perderse uno solo de esos míticos puertos, llevaremos tres triciclos, uno para cada uno y, por tanto, tres pilotos. Además de ellos participará como ayudante de intendencia el abuelo Varela que, aunque ya está mayor para hacer grandes etapas, no lo está para colaborar en otras tareas ni para disfrutar de la montaña subido en el coche de apoyo”.

Ayer viaje hasta el lugar de hospedaje y el arranque, tal como nos cuentan desde DisCamino, no fue con muy buen pie.

Diario de A Bordo. Dia 1.

DISCAMINO-2017.14 … TRANSPIRENAICA … EMPEZAMOS MAL

Lo cierto es que el comienzo ha sido un poco desastroso pero luego ha mejorado una barbaridad.
Habíamos acordado vernos a las 07:00 en la residencia de Apamp de Navia para cargar las furgos y arrancar en torno a las 08:00, pero, como era 1 de septiembre y el “rejoío” del Murphy ya había acabado sus vacaciones, se puso a dar por saco. La furgo que nos dejaba Apamp no arrancó; se negó en redondo; incluso al tirarla cuesta abajo. Tardamos casi una hora en resolver la situación (mil gracias a Maaike y a Francisco de Alento). Pero no iba a quedar ahí la cosa. Un mes de vacaciones rascando la barriga (o sabe Dios que otras cosas se rasca), dejan al ínclito “jodechinchos” de nombre británico ansioso de más y, claro, … Llevábamos 1 hora de viaje cuando se nos encendió la luz del aceite. Alarma urgente, llamadas telefónicas y… resulta que la furgo venía del taller y de pasar la ITV, o sea, que estaba de lujo pero resultó que al rellenar el depósito del aceite del motor, le pusieron de más y eso hace saltar las alarmas y encenderse los chivatos. Tras 30′ de reposo el nivel estaba perfecto de modo que…. adelante (mil gracias a Gonzalo de Alento por la solución rápida).
Por lo demás, reseñar que al llegar a Burgos fuimos directamente a APACE donde nos estaba esperando un grupito de usuarios del centro para salir a rodar un rato en la BatDuet. Dicho y hecho: Paco (Francisco Sanz), José Miguel, José Ángel y Juan Carlos que llegó un poco más tarde con su padre del médico.
Fue un rato de los más gratificante, especialmente al ver la cara de Paco y José Ángel al vernos llegar, el salto que dio Juan Carlos cuando se cruzó con nosotros y la sonrisa de José Miguel mientras decía “¡¡QUÉ GUAY!! ¡¡QUÉ GUAY!!” al acabar su turno (tanto nos impactó que, al final, le dimos una segunda vuelta y llegamos con él hasta la catedral).
Fue genial volver a verles, a ellos y… a Andrés, Ricardo y Raquel.
Mañana a las 08:00 arrancamos hacia Pirineos, destino final del tramo en furgoneta.

Articulos relacionados

Botón volver arriba

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Muchas Gracias.