CLUB ATLETICO BENAVENTE FÚTBOL SALADEPORTES

Encerrona al Caja Rural que pierde, dejándose todo, ante el Intersala

C.D INTERSALA 3.- Alba, Nuria, Sara, Clara y Nuria Delgado. Luego jugaron, Andrea, Marina, Vanesa, Antonia María y Adriana.

CAJA RURAL AT. BENAVENTE 2.- Noelia, Alexia, Miri, Cañi y Anina. Luego jugaron, Rosa, Lola, Alba, Raquel, Bea y Silvia.

Árbitro.- Ingelmo García. Amonestó a las locales Andrea y Clara y a las benaventanas Miri y Bea.

Goles.- 0-1 Bea (12´), 1-1 Nuria Delgado (16´), 2-1 Nuria Delgado (39´), 3-1 Clara (40´), 3-2 Raquel (40´).

Vayamos por partes porque lo que tuvieron que vivir las benaventanas, e incluso me atrevería a decir las locales aunque de menor manera, en el partido nocturno de ayer domingo tiene tela.

Mientras los señores de la Federación disfrutan del puente del Pilar, me vale cualquier fin de semana, hay equipos que viajan para jugar una liga en la que se han inscrito, y no precisamente de forma gratuita, donde además de las suculentas cantidades que ingresan por su participación han de realizar otros importantes gastos que no están al alcance de cualquiera para poder movilizar autobuses en sus correspondientes desplazamientos donde además nadie juega, al menos en esta femenina, por dinero. ¿Cómo es posible que haya tanta dejadez por parte de quien corresponda en estas ligas en las que los clubes depositan todos sus esfuerzos porque sus niños, niñas y equipos senior desarrollen un deporte que, al menos, les mantenga alejados de otros focos demasiado viciosos y que a la vez puedan enarbolar el nombre de su ciudad allá donde vayan?. ¿Cómo es posible que en el siglo que estamos se permita pasar por alto instalaciones deportivas en las que uno de estos deportistas, se juegue prácticamente el físico por el lamentable estado de una pista, cuando luego se ponen mil y una pega a que equipos de altas categorías puedan jugar en un suelo que no sea de parqué o tarima, que los árbitros antes de empezar los partidos hagan, con criterio, un repaso exhaustivo a que las redes y porterías estén perfectas, a que las distancias de la grada con la zona de juego cumpla unas distancias mínimas, (en el caso de Benavente se niega la apertura total de la grada extensible por la proximidad a la pista sin llegar además en ningún momento a acercarse a ese límite), se permita jugar a horas tan tardías en un domingo con un desplazamiento para el equipo visitante (135 km) donde sus deportistas al día siguiente deben de realizar sus tareas cotidianas, en su mayoría estudiantes?, ¿Cómo se puede permitir jugar un partido casi sin luz porque el pabellón donde se juega no tiene la suficiente para ello?, ¿Cómo se permite dirigir un partido de esta índole, cuando van a ser dos de los equipos que se van a jugar el ascenso, por parte de un árbitro muy joven e inexperimentado que fue condicionado por los malos modales de una persona que no debería acercarse al deporte y que ocupaba el banquillo local?. ¿Donde está el derecho a la intimidad de las jugadoras cuando se tienen que cambiar en unos servicios a la vista de cualquiera, eso que en España se está penando con penas importantes y aquí se gira la cabeza para otro lado?. Son preguntas que nunca tendrán respuestas en una liga en la que ya hay dos equipos que en dos jornadas no se han presentado cuando se llevan cinco jornadas disputadas, en una liga de diez, que además se jugará a tres vueltas y donde las benaventanas deberán de volver a la cancha del Intersala. Pero claro estos no son ni Interviú, ni Barcelona, ni el Pozo de Murcia.

Por eso tuvieron que pasar ayer las chicas del Caja Rural que en cierta manera, su deportividad ha quedado patente y han querido salir a la defensa de sus compañeras, enemigas ayer del Intersala y de un público muy correcto pero ninguneado también por el personaje de turno. Esto es lo que le importa a la Federación algunas de sus ligas en las que todo vale. Alexia lo resumía en su red social de forma muy clara. “Lo primero dar la enhorabuena a las jugadoras del Intersala por la victoria en un partido muy igualado. Es una pena que en un encuentro tan disputado lo que destaquen sean las actuaciones ajenas al juego y a las propias jugadoras. Es muy triste jugar como local y que la grada anime al equipo visitante por la figura que las dirige. Por otro lado están las pésimas condiciones cambiándonos en unos baños donde entraba cualquier persona, una pista con remiendos de cemento, agujeros, sin espacio para sacar de banda, sin luz (porque está muy cara). Mucho ánimo a las chicas de intersala que tienen que sufrir ese Pabellón y ese ambiente en contra, siendo locales. Nos vemos en Benavente, donde VOSOTRAS, jugadoras, seréis bien recibidas!”.

Las benaventanas se encontraron con un horario de 19,30 horas del domingo, en un Pabellón Soccer Indor de la localidad salmantina de Villamayor que era impracticable como la propia Alexia ha detallado. Todo ello para disputar un partido en el que se jugaban mucho ambos contendientes.

Fueron las cajeras las que mandaron en el partido sin el premio del gol que las hiciera crecer a la vez que transcurrían los minutos demostrando esa grandeza de equipo grande que tienen dentro y a las que a veces es bueno exigir más porque pueden darlo. Celia Matías sabía de la dificultad que entrañaba este choque y lo tenía señalado en el calendario. Había trabajado a lo largo de la semana el partido a conciencia a pesar de tener que hacer la mudanza con el entrenamiento del viernes cuando tuvieron que desplazarse a Los Salados. Pero la mirada solamente estaba puesta en un nombre, C.D Intersala.

El juego seguía manteniéndose vistoso durante el choque con dos equipos muy intensos y el gol no se asomaba en ninguno de los dos equipos hasta que las benaventanas tomaron la delantera tras un gol de Bea. Lo que pareció ser un pequeño suspiro duró realmente poco porque casi a renglón seguido las locales empataban volviendo a poner el partido a cara de perro sin que el dominio atlético se viera beneficiado de ello. Un uno a uno que finalmente marcaba el camino del descanso.

Las benaventanas siguieron remando con viento a favor durante toda la segunda mitad, pero los minutos pasaban y no eran capaz de volver a poner tierra de por medio en el marcador y cuando las ocasiones se ponían de su lado se tornaba todo oscuro. Una pena máxima detenida por la meta local y un doble penalti pudieron ser las opciones de victoria cajera que finalmente se convirtieron en un filo muy afilado con el que terminaron cortándose. Todo parecía indicar que el final marcaría el empate a uno cuando en el 39 Nuria Delgado adelantaba a las locales y segundos después Clara colocaba el tercero. En un intento por contrarrestar el marcador Celia Matías había puesto en cancha la figura de portero jugador que acercaba diferencias con un tanto de Raquel.

La hoja de batalla deja cinco jugadoras atléticas tocadas, tres de ellas con mayor preocupación para Celia Matías que esperará durante la semana para ver si se recuperan.

Las chicas del Caja Rural habrán perdido un partido pero no la guerra y conociéndolas esta derrota no habrá hecho nada más que ganar una batalla interior y buscarán “venganza deportiva” hasta final de temporada como dejan claro y patente de camino a casa.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Close

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.