CLUB ATLETICO BENAVENTE FÚTBOL SALADEPORTES

Desguaces Casquero se hizo grande ante el Cidade Narón

DESGUACES CASQUERO 2.- Tomy, Josico, Álex Escudero, Joselu y Malaguti. Luego jugaron, Javi Cala, Christian, Ito, Charlie, Arafa y Samu

CIDADE NARÓN FÚTBOL SALA 0.- Arrivi, Iván, Diego, Brais y Javi. Luego jugaron, Bertito, Guille, Cokito, Iago, Esparza.

Árbitros.- Calleja Rubio y García Schmid. Amonestaron a los locales Malaguti y Álex Escudero y los visitantes Cokito y Javi.

Goles.- 1-0 Álex Escudero (21´), 2-0 Javi Cala (25´).

Fue un partido interesante y con muchas cosas que sacar en claro entre dos equipos que presentan sus credenciales para estar arriba, los gallegos por ser un equipo descendido de la segunda división y los benaventanos que tienen ganas de dar guerra esta temporada.

Muy pocos goles, lo que nos indica el estado de respeto que se profesaron unos y otros y dos sensaciones que también tuvieron parte de culpa en ello Arrivo por los gallegos y Tomy por los benaventanos. Ambos porteros dieron un recital de intervenciones de todo tipo para evitar que el balón traspasase sus dominios especialmente el de Narón que gracias a una magnífica tarde dejó a su equipo metido en el partido hasta el final. A pesar de todo ello Tomy en este sentido resultó vencedor al mantener su portería a cero lo que también refleja el buen trabajo efectuado en tareas defensivas por el equipo, eso que a los entrenadores les deja la boca de piñón de tanto elogiar. “Me gusta mucho que la portería haya quedado a cero. Creo que nos lo merecemos por el trabajo que estamos haciendo. Tomy ha estado espectacular y eso que venía renqueante de estas dos últimas semanas en las que ha estado tocado y le hemos dado la confianza y ha respondido. El trabajo arriba ha sido el gol cero donde aparte de Tomy la presión arriba donde hemos estado muy bien”.

Como decíamos el partido no fue cómodo para ninguno de los dos equipos en el inicio, teniendo más posesión y claridad el cuadro de Bertolín pero, quizá, demasiado atenazado con lo que el rival podría hacer aparecer en cualquier momento. El equipo chatarrero manejó el primer tiempo, pero las ocasiones no llegaban a ser claras a pesar de esos trece disparos a portería. Álex Escudero, que volvió a demostrar encontrarse en un excelente estado de forma, tuvo la primera ocasión a los cinco minutos del partido cuando solo ante Arrivi golpea mal por un resbalón enviando la pelota al cuerpo del meta gallego. Pudo nuevamente el tres local abrir la lata tras una pincelada de jugada entre Charlie y Samu que finalmente saca bajo palos el meta visitante.

Pero el partido seguía bajo el rol de tanteo llegando a sobrepasar el meridiano de la primera mitad sin que nada sucediera en el electrónico. Y todo indicaba que el partido se iba a ir con el empate inicial al descanso sin que nadie pusiera una marcha más a sus aspiraciones hasta que llegó el minuto catorce en el que el partido dio un giro radical. Los visitantes tuvieron su ocasión más clamorosa por mediación de Diego tras una dejada de cabeza de Iago. Diego quiso romperla casi bajo palos y estrellaba el balón en el poste derecho de Tomy. El rechace en el poste propicia un contraataque local con un dos para dos en el que Charlie recoge la pelota tras el encuentro afortunado para los locales con el poste y se va de cara a Arrivi que intenta tapar la intentona del diez local para batirle. Sin embargo, Charlie opta por acomodar, algo larga la pelota a Christian que acompañaba la jugada y que a pesar de todo golpea para que apareciera un providencial Arrivi para enviar a córner.

Ahí agarraba el Desguaces Casquero el toro por los cuernos y metió en un compromiso constante al cuadro gallego que empezó a tener muchos problemas para sacar la pelota desde atrás con los constantes robos de balón de los de Bertolín. Aún así marcador cero a cero al descanso. “El problema de la primera parte es que estamos hablando de un rival de mucha entidad y ellos han jugado. Al final creo que hemos ajustado el ataque de ellos, lo hemos trabajado toda la semana porque sabíamos que venían con dos pivots muy fijos que nos iban a hacer mucho lio en la línea de pase y ha sido un premio al trabajo de la semana. Se trata de que entre o no entre la pelotita. Nos hemos ido al descanso con trece disparos a favor por cinco en contra y al final es que no hemos sabido meterla. Sabíamos que el premio del gol iba a llegar y así ha sido. Creo que hemos podido matar el partido un poquito antes y no haber sufrido hasta el final con el portero jugador pero ha surgido así y hemos peleado hasta el final”.

Como si este no hubiera sucedido el cuadro atlético saltaba a cancha perfecto, grande, engrasado en todos sus engranajes que se deslizaban sin rozaduras sobre el cuadro amarillo y si el gol brilló por su ausencia, a pesar de haberlo merecido en la primera mitad, no se hizo esperar en esta segunda. Apenas entrados en el minuto dos de juego un balón de Charlie casi desde el centro del campo era teledirigido sorteando rivales hasta el área de Arriva donde vivía Álex Escudero que de espuela batía a los gallegos.

Hizo mucho daño este gol en las filas visitantes pasando por momentos de mucho desconcierto y constantes pérdidas de balón en línea de defensa que en parte era fruto de la constancia en la intención de robo de los benaventanos. Así el propio Charlie robaba uno de estos y sin ser egoísta, pudo intentarlo él, dejaba la pelota en bandeja a Álex Escudero que se durmió a la hora de golpear y que cuando lo hizo se encontró con la oposición de un rival. Casí sin digerirlo el que después tiene su oportunidad es Javi Cala que remata solo y Arrivi vuelve a intervenir.

Otro que realizó un gran partido fue Malaguti que era constante peligro para la zaga gallega. Siempre recibiendo de espaldas y batallando en mil y una guerra para conservar la pelota o intentar la “malaguina” de darse la vuelta e irse de zancada. Para el nueve local el partido de ayer era el reencuentro con muchos de los que fueron sus compañeros la temporada pasada en segunda división, aunque ya se sabe que cuando el árbitro inicia el partido los amigos quedan en un segundo plano. El espigado jugador local hacía una de esas “malaguinas” y estrellaba el balón en la escuadra en algo que por el bien de este deporte debería de haber acabado en gol. “Malaguti ha estado enorme. Estamos trabajando con él en la faceta psicológica porque al final no deja de ser un chiquillo de 21 años, que aunque lo veamos con 1,90 metros, lo vemos tan grande pero no deja de ser un chaval que está por madurar y eso es faena mía”.

En esto los visitantes no estaban vencidos y sabían que un gol les podía meter en el partido y que el fútbol sala da muchas vueltas al cabo de cuarenta minutos. Respondían al disparo de Malaguti con un paradón de Tomy a un disparo casi bajo palos de Cokito que se llevaba las manos a la cabeza preguntándose de donde había salido aquel tipo.

Era un preámbulo al segundo de los goles locales pues a reglón seguido, minuto 25, un robo de balón de Arafa a Iago hace que el “pequeño gran hombre” local coloque de forma inmejorable el balón a Javi Cala que solamente tiene que cruzar al fondo de la portería.

Desde entonces el aluvión de llegadas se sucedía en el Desguaces Casquero con ocasiones de Arafa, Josico, Charlie que morían una y otra vez ante la figura de Arrivi. Malaguti también volvía a hacer una de las suyas, esta vez por banda con un disparo que de nuevo se encuentra con la madera.

A falta de cuatro minutos los visitantes de Javier Albes deciden salir de portero jugador en una desesperada que no llegó a buen puerto ante la buena defensa de cinco realizada por los locales y que por el contrario pudieron aumentar su cuenta como en un disparo lejano de Charlie que era empujado a cada metro por la grada, por cierto afectó y mucho el puente, para que entrara a gol y que finalmente se fue junto al poste.

José Bertolín (Entrenador Desguaces Casquero).-Esta victoria gusta y mucho por la aptitud y las ganas. Hemos estado, y ya se lo he dicho a los chavales, espectaculares. Creo que no se le puede echar a nadie nada en cara. El que salía, salía uno más, sumando y encima poder dar minutos a todos, ojalá fuese así todo el año. Estoy intentando cambiar muchas cosas, una de ellas no tener tanta Charliedependencia y Malagutidependencia y creo que poco a poco lo vamos consiguiendo. El portero ya no tira todos los balones arriba que cuando no se puede es el recurso, pero intentamos jugar y creo que lo estamos consiguiendo. Jugadores que eran más estáticos estamos consiguiendo que tengan más movilidad y es el camino a seguir. Ahora a pensar en la siguiente salida contra el Leis Pontevedra, un rival de los de abajo pero de los que más miedo me da. Sabía que hoy, pasara lo que pasara, íbamos a competir pero contra los equipos de abajo nos cuesta un poco más”.

En esta segunda jornada de la Rosaleda el deportistas benaventano elegido para realizar el saque de honor ha sido el nadador Iván Romero.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Cerrar
Cerrar

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.