COMARCA

ASAJA DENUNCIA QUE LA ESTRATEGIA COMERCIAL DE MERCADONA Y OTRAS GRANDES SUPERFICIES PERJUDICARÁ A LA AGRICULTURA Y LA GANADERÍA

La organización agraria ASAJA de Castilla y León exige a las marcas comerciales que  han anunciado que no repercutirán el incremento del IVA en los precios de los productos que venden, que este importe lo absorban  reduciendo sus márgenes y no –como todo hace indicar– trasladándolo al primer eslabón de la cadena, representado por el sector productor.

La experiencia indica que en ocasiones similares a la actual o cuando se han producido campañas de bajada de precios en las grandes superficies como estrategia comercial, la rebaja se ha trasladado de forma automática a los precios en origen señalan desde la organización.

 ASAJA quiere recordar que el sector agrario no interviene en la formación de los precios de los productos, que son impuestos de forma unilateral por la industria y la gran distribución. La mayoría de los productos alimentarios son perecederos, por lo que el productor ni tan siquiera puede retenerlos en el tiempo a la espera de una mejor oferta, y en pocas ocasiones los agricultores controlan las primeras fases de acondicionamiento y transformación, o comercializan de forma conjunta volúmenes suficientemente grandes como para tener fuerza negociadora. Y ahondando más en el desamparo del sector primario, en España no hay una interprofesión a semejanza de nuestro país vecino – Francia–, no hay leyes que regulen las relaciones contractuales entre los diferentes actores de la cadena de valor de los alimentos, y no hay una protección ni identificación específica para los productos locales respecto a los importados.

ASAJA apunta que uno de los subsectores que serán sin duda la primera víctima de la estrategia comercial de Mercadona y otras grandes superficies, será el sector lácteo, un sector que atraviesa una larga y dura crisis de precios que está poniendo en serio riesgo la continuidad de la mayoría de las explotaciones. La leche se utiliza a menudo como gancho en los lineales, es habitual la práctica de venta a pérdidas, y es uno de los productos en los que se pone de manifiesto que el precio al productor no depende de las reglas del mercado sino de la “dictadura” de la gran distribución.

ASAJA de Castilla y León considera que el sector primario, la agricultura y la ganadería, se verá doblemente penalizado por la subida del IVA que entrará en vigor el próximo sábado día 1 de septiembre: por un lado bajará el consumo y por tanto la demanda de alimentos, y por otro caerán los precios si los mayores costes causados por los impuestos no se repercuten en el consumidor y se trasladan al sector productor como primer proveedor de las grandes cadenas de distribución.

Ante esta situación, ASAJA de Castilla y León le exige a la Junta y al Ministerio que pongan en marcha un observatorio que dé  cuenta de la evolución de los mercados en los próximos meses y que adopte medidas para impedir que una caída de las ventas o de los precios arrastre a la ruina a miles de explotaciones agroganaderas.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Close

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.