DEPORTES

Antonio Martín (Rock and Sierra) ganó la Challenge de principio a fin con permiso de Civantos.

Una vez dijo Nietzche: “Lo difícil no es organizar una fiesta sino encontrar quien se alegre de ella”. Algo de comparación tiene la II Challenge Master Castilla y León que ayer bajaba el telón. Una organización complicada y muchos los que se alegraron de ella, o mejor dicho todos porque se puede catalogar de éxito total y absoluto todo lo que le rodeó desde los preparativos hasta el ocaso de la misma. Y la verdad es que la fiesta del deporte este fin de semana se pudo escribir con letras mayúsculas CICLISMO. En él este fin de semana estaba representado todo el deporte que tiene práctica en Benavente. Subidos a lomos de espectaculares bicicletas esos afanados, “esforzados de la ruta” como en algunos sitios les apodan, volvieron a hacernos partícipes de ese deporte al que aman. Esas gentes a las que tanto se está persiguiendo con tanto dopaje que sólo está hecho para “tramposos”, pero que no se escapan al objetivo del deporte en general y que tienen que lidiar en primera persona una lacra de las que muchos se aprovechan sin necesidad de subir a una bicicleta, sin recorrer un solo metro y sin saber lo que se sufre en cada carrera y otros que, algunos engañados, permiten que se practique sobre ellos con el fin de engañarse a sí mismos y al compañero de al lado que lucha con él codo a codo y que al final se ve resignado por ese punch de más que le da la trampa.

Pero también es destacable las horas que muchos han tenido que hacer para que Benavente haya calado hondo en los 200 participantes, número máximo permitido en las pruebas ciclistas, algunos repitiendo del año pasado y otros muchos caras nuevas en éste. Esa gente aglutinada en torno al C.D Pedaleo se lo ha puesto, nos lo ha puesto, tan fácil que muchos de ellos cuando ayer montaban sus bicicletas en los vehículos hacían cuentas de lo que resta para la III Challenge.

Chozas
Eduardo Chozas (tercero por la izquierda) y Gonzalo Cuadrado (segundo por la derecha)

 Antes de recordar en breves palabras lo que estas tres etapas nos han regalado, siempre me queda mirar para el otro lado, el lado oscuro, que tantas zancadillas pone en la mayoría de las ocasiones y que dan al traste con la ilusión de los que son los protagonistas, pero sobre todo de aquellos que arrancan su tiempo, se ponen por delante para organizar eventos de este tipo arriesgando de todo en detrimento de los que de verdad tienen que poner alfombras rojas a un deporte que representan. De esos no merece ni la más mínima línea, excepción de la Delegación Provincial, y es que claro aquí no estaban los Contador, Valverde y compañía para la foto.

Pero si que estuvo, el excliclista profesional Eduardo Chozas, el profesor y entrenador de tantos y tantos porfesionales del cliclismo y otros deportes como Gonzalo Cuadrado y 200 ciclistas que enseñaron de verdad lo que quiso ver el público de Benavente, de la Comarca y los que nos visitaron y ahora vamos con ellos.

Coche SpiukEntrañable, sin lugar a dudas, fue seguir la primera de las etapas desde el coche neutro Spiuk con Santi y su señora. Hay que tener narices para saber estar en todo momento en carrera con un coche que tan pronto debe auxiliar a algún corredor pinchado como volverse a colocar a cola de pelotón por estas carreteras comarcales y con tanto participante. Ahora uno entiende lo que es estar vivo en carrera, bajando rápido del vehículo, recogiendo rueda del coche, colocarla en la bici del ciclista accidentado y volver a subir al vehículo con la recámara preparada para un nuevo incidente.

Junto a ellos vivimos la primera etapa de la II Challenge y a pesar de sus casi 65 kilómetros esta resultó ser una etapa en toda regla. De salida empezaron a desatarse las hostilidades con diversas escaramuzas que aunque no llegaban a fructificar, subía al pelotón de revoluciones haciendo que varias unidades pagaran el esfuerzo antes de llegar al spring especial de Mózar de Valverde, entre ellos el “cuco” Fabián García que le pilló por sorpresa un corte del que no pudo recuperarse y donde Pablo Bernal pasaba primero. Tras este primer asalto en el pelotón, éstos se adentraron en la carretera en dirección a Friera de Valverde con un firme por momentos peligrosos y donde se empiezan a fraguar algunas fugas siempre con algún corredor del equipo de René, el Mapei Goerna, de protagonista aunque sin conseguir abrir el suficiente hueco para creer en la escapada buena. A la salida de Friera el pelotón empieza a perder corredores de forma continuada, muchos de los cuales lograría enlazar más tarde como el caso de los benaventanos Raúl Morla y Rubén Iglesias. San Pedro de Zamudia se erigía como protagonista en el primero de los pasos de montaña de esta Challenge y a pesar de que el Goerna Portillo arrancaba muy fuerte no pudo batir a José Ángel Santos quien sumaba los tres puntos para la lucha por el maillot de la montaña. Tercero sería Francisco de Vicente. Aprovechando este parón un grupo de cuatro se iba por delante pero sin ganarle demasiados metros al pelotón que casi en fila de uno luchaban porque la diferencia no fuera a más.

En la meta volante de Quiruelas de Vidriales Raúl Turégano, Francisco de Vicente y Mario Gordillo, por este orden, cruzaban por delante del pelotón y se disponían a prepararse para el segundo de los puntos puntuables para la montaña y donde se desatarían definitivamente las hostilidades. Allí Antonio Martín, Francisco de Vicente que estaba en todas y José Jiménez sumarían tres, dos y un punto respectivamente. Los tres se fueron para adelante y poco a poco fueron llegando más corredores hasta que la falta de entendimiento dejó por delante a Antonio Martín, a José Antonio Larrea y a José Jiménez que llegaban a faldas del tercer punto puntuable en el término de Manganeses de la Polvorosa.

Allí Jiménez pierde contacto con sus compañeros de fuga y Martín y Larrea ponen tierra de por medio a pesar de lo intentos del AC Hoteles-Marriot por alcanzar la fuga a pesar de los diecinueve kilómetros para la meta.

Antonio Martín
Antonio Martín levanta los brazos tras ganar la primera etapa a Larrea.

Ya en la entrada a Benavente el pelotón mantiene a los dos corredores a tiro pero sin lograr alcanzarles con lo que en un spring muy apretado Antonio Martín se hace con la victoria por delante de Larrea y dando tiempo a un pelotón en el que venían los favoritos y entre lo que estaban los benaventanos Crístian Escudero, Javier Castaño, Rubén Martínez y Héctor Baeza.

Por la tarde la contrarreloj individual iba a colocar a cada corredor en su sitio. 3,6 kilómetros de recorrido sinuoso y no exento de complicaciones en donde el corredor que supiera poner sobre su bicicleta táctica conseguiría ganar mucho en la línea de llegada.

Antonio Civantos
Antonio Civantos (Desam.es) vencedor de la CRI, segundos antes de salir.

Poco a poco fueron saliendo los corredores hasta que los tiempos se clavaban en torno a los 5´30 y 6´de aquellos que iban a luchar por esta arriba. Alberto Hierro (Tirutu) fue el primero en parar el crono en tiempos en los que se iba a mover la lucha por la etapa 5´25 y que era el mejor tiempo hasta la llegada de un estratosférico Antonio Civantos, que gran corredor y mejor persona, que pulverizaba el registro de Hierro con 5´06 y que al final le sirvió para llevarse la etapa y colocarse de líder en detrimento de Antonio Martín que realizó una muy buena contrarreloj quedándose a 6 segundos de Civantos. Raúl Portillo sería tercero.

Ya el sol del domingo, invitado especial en toda la Challenge, iba a presidir la etapa reina en la que se conocería el ganador de esta II edición y que iba a contar con 106 kilómetros de recorrido con tres altos puntuables que podrían ser los jueces de esta edición. Con el cuchillo afilado entre los dientes los favoritos dieron órdenes de equipo para que sus compañeros hicieran fuerte la carrera. La primera de las citas puntuables correspondía a la meta volante de la Torre del Valle donde Mariano Tejada, Iker Fernández y Juan José Galán se repartieron los puntos. A pesar del ritmo la carrera se mantuvo compacta hasta los pies del alto de Alija del Infantado donde definitivamente se cocinó la etapa. Antes Abraham Tena había sido el más rápido en el spring especial al paso por la localidad leonesa. Y llegaba el momento clave de esta Challenge. El Goerna-Mapei, el Rock Sierra, AC Hoteles-Marriot y Desam.es, equipo del líder, hicieron dura la subida el pelotón empezó a sufrir. Por el alto pasaron Raúl Portillo, Antonio Martín y José Antonio Larrea destacados a los que poco a poco se fueron uniendo más. El ritmo de la subida había dejado muy tocados a algunos por lo que se mascaba la escapada definitiva que iba a tener lugar un poquito más adelante. Portillo, Larrea y Martín pasaron por este orden el alto de Villageriz comandando un grupo de unas veinte unidades donde estaban los gallos. Los continuos ataques harían que los más débiles o aquellos que habían trabajado más se fueran descolgando. Tras llegar la cabeza de carrera a Alcubilla de Nogales se incorporarían los master 50 y 60 a la misma.

Colinas de Trasmonte vivió el paso de los ciclistas ya con un pelotón multifraccionado y que hacía presagiar que de aquel grupo iba a salir el vencedor de la etapa y el ganador de la general mientras por detrás Antonio Civantos veía como las diferencias no se recortaban y las ilusiones de victoria final se desvanecían aunque siempre quedaba la esperanza de que por delante no hubiera entendimiento. El paso por la meta volante veía el reparto de puntos para Mariano Tejeda, vencedor de la Challenge del 2014, Oscar Romero y José Antonio Larrea a 20 kilómetros del final. Pero antes había que pasar por otro aprieto y que iba a hacer más selección en el grupo de escapados, el alto de Mózar por donde pasaron primeros Raúl Portillo, Antonio Martín y Oscar Romero. Benavente ya se divisaba entre alguna que otra encina mientras los cuentakilómetros cada vez cumplían más con su cometido, ya se olía la meta.

José Jiménez
José Jimenez (AC Hoteles-Marriot) vencedor de la etapa reina.

Un último esfuerzo en la subida del Caracol y José Jiménez que el día anterior había visto como se le escapaba, precisamente en una subida las opciones de triunfo cazó en río revuelto llevándose la etapa por delante de José Antonio Larrea, Antonio Martín e Ibón Garmendía. El hasta entonces líder entraba con 48” de retraso con respecto a la cabeza de carrera y con respecto a Antonio Martín que se enfundaría el maillot amarillo de líder y vencedor de la Challenge.

IMG_3513
Foto de los años 80 en el Ferial donde un grupo de ciclistas posan de esa manera tras acabar la prueba.
IMG_3512
Foto años 80 un aficionado anima con una vuvuzela a un ciclista.

Destacable la participación benaventana en esta Challenge que recuerda aquellos años 80 en los que el ciclismo vivía otras épocas y el verano se convertía en un vivero de pruebas en muchas localidades. Benavente tuvo allá por los 80 la típica del Ferial, cuando Rufino Alonso o Fabián García eran profesionales y fueron el espejo en el que se miraron muchos de los que continuaron con el ciclismo como Javier Castaño que entraba a 52” encabezando el pelotón principal en el que también viajaba Cristian Escudero. Héctor Baeza entraría a 1,11 del vencedor junto a Fabián García. Rubén Martínez a 1,22. Más tarde Raúl Morla, Rubén Iglesias y Oscar Gutiérrez.

El Rock and Sierra Antonio Martín “Pispajo”, como así lo llama el compañero de master.abloque.com, Jesús Ángel, se hacía con la victoria final en esta II Challlenge acaparando además otra serie de maillots demostrando que este fin de semana fue el hombre más fuerte del pelotón. Segundo sería José Antonio Larrea (Goerna Mapei) y tercero José Jiménez (HC Hoteles Marriot).

Sprines especiales
Miguel Galletero (Nutrifitness Faura) vencedor Sprintnes Especiales.
Metas volantes
Mariano Tejeda (AC Hoteles-Marriot) vencedor Metas Volantes.

Podium equipos
Vencedor por equipos AC Hoteles-Marriot.
Podium benaventano
Podium benaventano de izda. a dcha. Rubén Martínez 3º, Cristian Escudero 1º y Javi Castaño 2º.

Podium regularidad
Vencedor Regularidad, Antonio Martín (Rock and Sierra).
Premio a la montaña
Vencedor de la Montaña, Raúl Portillo (Goerna-Mapei).

Primer castellano leones
Primer Castellano Leonés. Antonio Martín (Rock and Sierra).
Master60
Master 60. Fabián García.

Podium master 50
Podium Master 50.
16146896834_68faf0b394_o
Podium Master 40, Antonio Martín (Rock and Sierra).

Master30
Master 30. José Antonio Larrea (Goerna-Mapei)
Podium elite
Podium Élite con Cristian Escudero (Goerna-Mapei) a la derecha.

16768034451_574a7fd43f_o
Ganador de la General. Antonio Martín (Rock and Sierra)
Podium de la challenge
Podium de la general. 3º José Jiménez (AC Hoteles-Marriot), 2º José Antonio Larrea (Goerna-Mapei) y el vencedor Antonio Martín.

Campeon Challenge
Vencedor de la II Challenge Castilla y León. Antonio Martín.
IMG_3420
Equipo benaventano Bolaños-Auto con Fabián García.

Clasificaciones y fotografía.

http://www.edosof.com/2015/casleonm/

www.pedaleo.com.

Tags
Ver más

Articulos relaccionados

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectados

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Gracias.