Amamantar a tu hijo disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas y derrame cerebral

Desde hace años se conocen los beneficios para la salud que tiene amamantar a tu bebé, tanto para las madres como para los pequeños. Muchos de estos se relacionan con el sistema inmunitario: reducir el riesgo de leucemia infantil, evitar la obesidad… pero ahora, también, se ha sabido que reducen la posibilidad de sufrir enfermedades cardíacas y cerebrales en la edad adulta.

Un estudio publicado en la revista American Heart Association, analizó a 289.572 mujeres en China de entre 30 y 79 años. Fueron analizadas durante ocho años, midiendo cada rutina diaria y con información anterior sobre su salud y lactancia. De las más jóvenes, casi todas ellas fueron madres de al menos una criatura durante este período, y la mayoría dio el pecho a su hijo.

En total, durante ese período hubo 23.983 casos de ictus y 16.671 casos de enfermedades coronarias, incluyendo ataques al corazón. Se reveló que, las que habían dado el pecho durante 12 meses tenían un 9% menos de posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas y un 8% en el caso del accidente cerebrovascular.

Pero si el tiempo de amamantado aumentaba a los 24 meses, las cifras crecían: 18% menos de posibilidades de sufrir enfermedades cardíacas y un 17% para las enfermedades del cerebro.

El equipo de investigadores, dirigidos por la Universidad de Oxford, habló para ResearchGATE sobre sus hallazgos: “el embarazo provoca cambios importantes en el metabolismo de una mujer mientras se almacena la grasa para proporcionar la energía necesaria para el crecimiento de su bebé y para la lactancia. La lactancia materna podría eliminar la grasa almacenada más rápidamente y de forma más eficaz”.



Artículos relacionados

Un refugio para perros logra encontrar hogar para todos los animales

En Navidades, los refugios de animales tienen un objetivo muy claro: encontrar un nuevo hogar para cada uno de sus

10 hitos científicos importantes que nos esperan en 2017

Según la revista ‘Nature’, estos son los avances e investigaciones que marcarán la ciencia este año. Es propio de la

Cuanto más grande es tu bostezo, más grande es tu cerebro

Ya sabemos que el bostezo es un comportamiento muy contagioso. Sin embargo, los científicos no se ponen de acuerdo acerca